Inmigrante queda en el limbo migratorio tras enfermarse en NYC

Gabino Cárdenas quería volverse a México después de 20 años, pero sufrió un derrame cerebral, y ahora está envuelto en una polémica con el hospital y ‘La Migra’
Inmigrante queda en el limbo migratorio tras enfermarse en NYC
Gabino Cárdenas Macías sufrió un derrame cerebral el 8 de marzo, y está en el hospital NYU Langone.
Foto: Suministrada

Durante más de un año, el mexicano Gabino Cárdenas Macías ha vivido angustiado. Su calvario empezó luego de perder el trabajo que tenía como técnico de mantenimiento en una empresa de construcción, donde lo acusaron de haber usado una tarjeta de crédito de la empresa en beneficio propio.

Ya no pudo seguir sus controles médicos y comenzó a padecer los efectos de la hipertensión arterial. Desempleado, endeudado y enfermo después de casi 20 años de vivir en la ciudad de Nueva York, habló con su familia y juntos tomaron la decisión de que lo mejor era regresar a su país.

Una familia cercana le ayudó a empezar los trámites en el Consulado de México, y logró volver a sus consultas y estaban por realizarle estudios médicos, pero Cárdenas se deprimió mucho al saber que si llevaba a cabo la auto repatriación, no podía llevar nada más que un poco de ropa, nada de sus herramientas u otras pertenencias logradas con tanto sacrificio.

“Creo que por eso se le subió la presión. El viernes 8 de marzo estaba en el consulado esperando a la persona que lo iba a acompañar para regresar a México y lo iba a entregar aquí, pero me llaman para decirme que le había dado un derrame cerebral”, contó vía telefónica desde México María Félix Cesareo Ramírez, esposa de Cárdenas.

Ese día, Gabino fue llevado de emergencia al hospital NYU Langone de Manhattan, donde le han realizado varios procedimientos clínicos para estabilizarlo, entre ellos un cateterismo para determinar el nivel de bloqueo en las arterias cerebrales después del accidente cerebro-vascular.

La señora Cesareo cuenta que tras recibir la noticia, comenzó a tener comunicación con el personal del hospital para dar seguimiento al estado de salud de su esposo ya que es la única autorizada para tomar decisiones sobre los tratamientos y procedimiento.

Quedaría en manos de ‘La Migra’

Sin embargo, la mujer asegura que uno de los médicos, quien se identificó como José Torres y con quien habló en español, le dijo que en el hospital ya era sabido que su esposo no era ciudadano estadounidense y carecía de seguro médico, por lo que no se le garantizaba la atención médica y debía ser trasladado a México; de lo contrario, quedaría a disposición de las autoridades de Inmigración y hasta podría ser deportado.

Cesareo se asustó de tal manera que buscó el apoyo de la Red de Pueblos Transnacionales, una agrupación formada por inmigrantes de las comunidades rurales e indígenas de México que tiene como misión el avance social, económico e inclusión cultural. Sus representantes se movilizaron para mediar ante las autoridades del hospital y garantizar que no se violaran los derechos del paciente.

Cesareo mantiene su versión de los hechos y asegura que le dijo al médico que sus palabras eran “inhumanas”, pero que le agradeció todo lo que el hospital está haciendo por salvarle la vida y que encontrará la forma de pagar las facturas.

Después que la señora firmó una autorización para que el hospital diera infomación sobre el caso de su esposo a El Diario, un portavoz del Hospital NYU Langone confirmó que el médico mencionado se ha comunicado dos veces con ella (los días 13 y 15 de marzo) pero que, “en ningún momento, el Dr. Torres dijo que deportaríamos al paciente o llamaríamos a ICE o a la Policía. Tales acusaciones son completamente falsas y sin mérito”.
El Diario consultó con la oficina de ICE en Nueva York si el señor Cárdenas era objeto de interés en algún proceso de deportación, pero hasta la fecha no habían respondido la solicitud de información.

Esperan carta para pedir visa

La fuente añadió que el hospital continúa brindando al señor Cárdenas la atención médica adecuada y que seguirá trabajando con su esposa y el Consulado de México para determinar el curso de acción más apropiado.
“Durante la llamada del 3/15, el Dr. Torres y un trabajador social, con un intérprete, obtuvieron un formulario de subrogación, documentando la autoridad de la esposa para tomar decisiones médicas y los nombres de las personas que pueden visitar al lado de la cama al señor Cárdenas. También le hizo saber que se enviarían dos cartas al Consulado de México: una carta relacionada con nuestro trabajo en curso con el consulado específico para encontrar la atención adecuada para el paciente en México; el segundo fue redactado a petición de la esposa. La información proporcionada en ambas cartas era específica del diagnóstico y las deficiencias del señor Cardenas”, afirmó la vocera de NYU Langone.
Una de esas cartas, según han manifestado los familiares de Cárdenas, es una constancia médica que se debería presentar ante la Embajada de Estados Unidos en México para aplicar a una visa de emergencia.
El pasado jueves, Lucía, la hija de Cárdenas y Cesareo, manifestó desde México que a la fecha no han recibido esa constancia médica sino una carta poder para que un agente del consulado actúe como representante legal de su mamá. “En Relaciones Exteriores solo hicieron la carta poder porque no hay visas… solo en este año se ha dado una y eso por un trasplante, pero como está reaccionando mi papá ellos dicen que no creen que le den la visa humanitaria y por eso se está manejando la carta poder”, afirmó.
Al respecto, el vocero del Consulado de México en Nueva York, Carlos Gerardo Izzo, manifestó que no podía dar detalles ya que se trata de un caso en desarrollo. “Pero lo que sí le puedo asegurar categóricamente, es que el Consulado General de México en Nueva York está puntualmente velando por el bienestar y la defensa de los intereses de nuestro connacional”, declaró.

Red de apoyo a inmigrantes

La Red de Pueblos Transnacionales, indicó que “queremos pensar que NYC no es un espacio donde La Migra anden por todos lados”.
Marco Castillo, uno de los líderes de la organización, indicó que son una red de apoyo mutuo para distintos casos como los accidentes o cualquier evento desafortunado que afecta a la vida de esta población. “Ahora es la primera vez en la que yo estoy involucrado en un caso en el que se niega de esta manera la carta, hemos estado involucrados en otros casos de accidentes e incluso la carta ahí mismo en NYU Langone ha sido siempre otorgada; usualmente los trabajadores sociales son amables para otorgar estos documentos y usualmente esto no ha sido el problema”, dijo.
Recordó que él personalmente ha conocido casos de personas que les han contado que estaban en una condición de salud fuerte y que el hospital les llamó migración hace 15 años. “Quiero pensar que el gobierno y la sociedad han hecho su esfuerzo por mantenerla (a ‘La Migra’) fuera y esperamos que esto no haya sido una mala comunicación a pesar de que tanto la esposa, como Myrna Lazcano (activista de la red) y el propio cuñado insisten en que no hubo confusión, porque las palabras que usó fue deportar, devolver (a México) y pareciera que el hospital quisiera maquillar la declaración… pero creo que vale la palabra de la familia también que tal cual eso fue lo que le dijeron”, apuntó Castillo.