Piden eliminar cargos a hispana que perdió ojo durante violento arresto en El Bronx

Johanna Pagan-Alomar denunció por brutalidad policial al NYPD y a los oficiales que la detuvieron
Piden eliminar cargos a hispana que perdió ojo durante violento arresto en El Bronx
Johanna Pagan-Alomar denunció que perdió el ojo producto de golpizas de una oficial de policía.
Foto: Suministrada

Que se le eliminen los cargos menores que le impusieron a Johanna Pagan-Alomar tras un violento arresto en El Bronx del que fue objeto por parte de oficiales del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), y que resultó en que perdiera el ojo izquierdo, están pidiendo los abogados de la organización ‘The Legal Aid Society’.

Los defensores hicieron la solicitud este lunes a la fiscal de distrito de El Bronx, Darcel Clark, asegurando que la hispana, de 45 años, fue la víctima en este caso, tras presuntamente sufrir de un violento asalto por parte de la oficial Theresa Lustica, cuando procedía a realizar un arresto.

“Por el resto de su vida, la señora Pagan-Alomar tendrá que recordar diariamente esa mañana de junio cuando la oficial Lustica la atacó de forma tan violenta que le provocó que perdiera el ojo izquierdo”, dijo el abogado Nicolas Schumann-Ortega, de la oficina de El Bronx de ‘The Legal Aid Society’, quien defiende a la hispana.

Además de pedir que se retiren los cargos criminales menores de asalto, acoso y obstruir la labor de un oficial, también están solicitando que el NYPD despida a la oficial Lustica y que sea ella quien enfrente cargos de brutalidad y mala conducta. Además, solicitaron que el compañero de la oficial, Konti Markvukaj, se objeto de medidas disciplinarias por no intervenir y detener el asalto de Lustica.

Los oficiales de la comisaría 47 de El Bronx, Theresa Lustica y Konti Markvukaj

“Es vergonzoso que la oficina del Fiscal de Distrito de El Bronx continúe procesando este caso contra Pagan-Alomar, y que la oficial Lustica siga caminando libre, poniendo en peligro a la gente de su comunidad a la que ella está supuesto a proteger. Por el interés de la justicia, este caso debe ser cancelado inmediatamente y la oficial debe ser despedida e impuesta de cargos criminales por el horrible salto”, indicó Schumann-Ortega.

El día de los hechos

Según la denuncia, en la ñana del pasado 11 de junio, Pagan-Alomar vio a los oficiales de policía hablando con su amigo en la esquina de las avenidas Burnside y Jerome en El Bronx, y al ver que luego lo estaban esposando, se les acercó a preguntar la razón del arresto.

De acuerdo a lo relatado por Pagan-Alomar, la oficial Lustica respondió mostrándole una pequeña bolsa de plástico bacía que recogió del suelo y casi pegándosela en la cara. Fue allí cuando la situación escaló, y la uniformada tiró a la hispana contra el suelo boca arriba y puso sus piernas encima de cada uno de sus brazos, para proceder supuestamente a golpearle la cara varias veces con los puños, principalmente en su ojo izquierdo. Al final la policía se puso las llaves de las esposas entre sus dedos y la volvió a golpearla con el metal, le que provocó que pérdida el ojo.

Tras el enfrentamiento, de acuerdo a lo denunciado por los abogados, la hispana no fue llevada de inmediato al hospital, sino arrestada y trasladada a la comisaria 46, y sólo habrían llamado a los servicios de emergencia, cuando vieron que el ojo le colgaba fuera de la bolsa ocular. Pagan-Alomar pasó cinco días internada en el hospital y fue objeto de varias intervenciones quirúrgicas.

El pasado enero, la mujer presentó una demanda contra el NYPD y los oficiales Lustica y Markvukaj.

Este lunes, tras pedidos de comentarios por parte de El Diario, el NYPD indicó que la señora Paga “abordó físicamente a un oficial de policía uniformado, por detrás, sin provocación, mientras el oficial estaba efectuando un arresto por posesión de heroína. El Buró de Asuntos Internos (IAB) realizó una investigación y determinó que las acciones del oficial eran apropiadas en las circunstancias y no eran excesivas ni innecesarias”.

Un portavoz de la oficina de Información Pública del NYPD indicó que en el momento de la entrevista de IAB, “la Sra. Pagan solicitó, por escrito, que se retirara su queja sobre el uso de la fuerza por parte del oficial. La acción tomada por el oficial involucrado fue claramente impulsada por nada más que por la interferencia de la Sra. Pagan en un arresto legal y su posterior ataque al oficial. La acusación sobre la llave de esposas no fue confirmada”.