Cámara Baja de EEUU aprueba resolución contra presencia “amenazante” de Rusia en Venezuela

Los tres proyectos fueron promovidos por mujeres congresistas demócratas de Florida y ahora pasan al Senado
Cámara Baja de EEUU aprueba resolución contra presencia “amenazante” de Rusia en Venezuela
Los lazos entre Putin y el chavismo son de vieja data
Foto: ARCHIVO

La Cámara de Representantes aprobó ayer por unanimidad tres proyectos de ley: uno para “mitigar la amenaza ruso-venezolana” y otros dos para limitar el acceso de Nicolás Maduro a armas no letales y aumentar la “ayuda humanitaria” a Venezuela.

Las resoluciones llegan luego del reporte de que dos aviones rusos con tropas militares aterrizasen el sábado en el principal aeropuerto de Caracas. Según informaron medios locales, a bordo viajaban cerca de un centenar de militares y toneladas de equipamiento no identificado.

Los tres proyectos fueron promovidos por mujeres congresistas demócratas de Florida y ahora pasan al Senado.

El proyecto sobre la llamada “amenaza ruso-venezolana” insta al Departamento de Estado a estudiar y presentar al Congreso medidas para limitar la influencia militar del Kremlin en Venezuela.

La promotora de ese proyecto fue Debbie Wasserman Schultz, quien lideró el Partido Demócrata entre 2011 y 2016 y dimitió salpicada por un escándalo al intentar perjudicar a Bernie Sanders durante las primarias presidenciales.

Otro de los proyectos de ley aprobados en la Cámara Baja prohíbe la venta al gobierno de Venezuela de gases lacrimógenos, pelotas de goma u otro material anti disturbios. Amplía la prohibición a la venta de armas que rige en Estado Unidos sobre Venezuela desde 2006.

“Con la aprobación de la Ley de Restricción de Armamento a Venezuela, estamos un paso más cerca de asegurarnos de que no se utilicen armas con origen en Estados Unidos para silenciar la disidencia”, dijo su promotora, la congresista Donna Shalala.

También la Cámara de Representantes aprobó un plan para destinar $150 millones de dólares en ayuda humanitaria a Venezuela entre los años 2020 y 2021.

Su promotora, la congresista Debbie Mucarsel-Powell, nacida en Ecuador, dijo que el plan “aliviará el dolor del pueblo venezolano al brindar asistencia humanitaria de acuerdo con los principios humanitarios internacionales para aquellos dentro del país y en la región”.

Aunque algunos congresistas demócratas se han mostrado críticos con el reconocimiento del gobierno de Donald Trump y el liderazgo de su partido al líder del Parlamento, Juan Guaidó, como mandatario legítimo de Venezuela, los tres proyectos quedaron aprobados por unanimidad.

Nancy Pelosi, actual líder del partido demócrata, ha respaldado al ingeniero Guaidó, pero no ha fijado posición sobre los supuestos planes militares de Trump sobre Venezuela.