Editorial: Trump contra Obamacare

Parece que el Presidente cree que este será un buen tema para la reelección el año que viene
Editorial: Trump contra Obamacare
Reemplazar Obamacare crearía una crisis para millones.
Foto: Getty Images

El presidente Donald Trump predijo el martes desde su Twitter que el Partido Republicano será “el Partido de la atención médica”. Horas antes su administración retomó la ofensiva para eliminar el seguro de salud que hoy protege a millones de estadounidenses.

La administración Trump desde el primer momento se negó a defender la Ley de Cobertura Médica ante una demanda de 20 procuradores estatales republicanos. Posteriormente, el exsecretario de Justicia, Jeff Sessions, decidió no arremeter contra la ley en su totalidad, sino contra la cláusula que prohibía a las empresas aseguradoras discriminar a los pacientes con enfermedades preexistentes.

El nuevo secretario de Justicia, William Barr, comunicó que la Casa Blanca ahora respalda por completo el fallo insólito de un juez federal de distrito de Texas. El magistrado determinó que la supuesta ilegalidad de exigir a los individuos a que tenga cobertura del Obamacare, anulaba la ley en su totalidad. La decisión final la tendrá la Suprema Corte de Justicia que ya dio su respaldo a la legislación en dos ocasiones.

No obstante, parece que el Presidente cree que este será un buen tema para la reelección el año que viene. Esta opinión no responde a la realidad vista en la pasada elección legislativa en que varios congresistas y senadores republicanos se mostraron a favor de algunas protecciones provistas por la ley de Barack Obama.

La hipocresía no dio resultado. Los republicanos del Congreso votaron durante años en contra del Obamacare. Tampoco tuvieron éxito cuando tuvieron en sus manos el control completo del gobierno.

El gran fracaso no fue la bajada de pulgar a la ley para matar el Obamacare del fallecido senador John McCain, que tanto odia Trump. Fue la incapacidad de elaborar una ley que la reemplace para no dejar sin cobertura médica a quienes la iban a perder.

Un grupo de senadores republicanos presentó en agosto de 2018 un proyecto para proteger a los pacientes con condiciones preexistentes, con el fin de dar un argumento positivo a sus candidatos. La medida era tramposa por tener un asterisco que permitía anular la cobertura.

La mayoría de los estadounidenses respalda la Ley de Cobertura Médica. Se superó los problemas de primas muy elevadas y de aseguradoras que se retiran de los mercados. El sistema se estabilizó.

Es posible que la estrategia republicana en un año electoral  sea convertir un debate entre el supuesto socialismo demócrata de una cobertura universal como Medicare y una alternativa de Obamacare diluido.

Para eso es necesario comenzar de cero. Matar la actual ley de salud, crear una crisis quitando el seguro a millones de personas y después presentarse como una solución. Esta estrategia republicana ya fue intentada en otras áreas.

El engaño siempre empieza con afirmaciones de Trump como la de ahora en su tuit.