Guaidó irá “pronto” a la Casa Blanca, pronosticó su esposa en Nueva York antes de reunirse con Pence y Melania Trump

Su gira internacional se integra a la "Operación Libertad, llevando la voz de Venezuela por todas partes”
Guaidó irá “pronto” a la Casa Blanca, pronosticó su esposa en Nueva York antes de reunirse con Pence y Melania Trump
Fabiana Rosales en el Lower East Side, NYC
Foto: EFE/Alba Vigaray

“Una vez más denunciamos que a Juan Guaidó buscan acabarlo”, afirmó su esposa Fabiana Rosales al comentar los nuevos hechos violentos vividos el martes en el parlamento venezolano “con piedras y explosivos”, de los que se enteró al aterrizar ayer tarde en Newark (NJ), en ruta a Nueva York, su primera parada en Estados Unidos, luego de visitar Chile, Perú y Colombia, recibida como “Primera Dama” oficial de Venezuela.

Seguidamente Rosales participó en una misa y en un encuentro con unas 200 personas de la comunidad exilada, en la iglesia de Santa Teresa del Lower East Side de Manhattan, junto al sacerdote venezolano Alexis Bastidas.

“En Venezuela hay mucho que hacer”, dijo en referencia al “Plan Retorno”, visualizando el regreso de millones de “hermanos” que han emigrado, huyendo de la crisis económica y la represión a los derechos humanos. “Es la oportunidad de sacar a nuestro país adelante”.

“Es muy triste, es muy duro”, dijo al comentar lo que vio en los refugios de los venezolanos más pobres que han cruzado las fronteras a pie y hoy se encuentran dispersos en Suramérica.

Rosales, periodista de 26 años, nació en abril de 1992, apenas dos meses después de la primera intentona golpista de Hugo Chávez, por lo que pertenece a una generación de venezolanos que prácticamente no ha conocido otra realidad que “la revolución bolivariana”, que suma ya dos décadas en el poder.

Por ello apuesta a que ha comenzado una nueva etapa, luego de que el pasado 23 de enero, su esposo, en tanto líder del poder legislativo, desconoció la autoridad de Nicolás Maduro, citando la Constitución Venezolana y alegando fraude electoral en 2018.

“Es una tragedia lo que se está sufriendo en Venezuela. Las cifras de víctimas son tan lamentables como las de cualquier guerra”, afirmó Rosales. “Yo estoy segura de que Venezuela decidió cambiar. Y el 2019 es el año de la paz, de la reconstrucción, y del retorno de muchos venezolanos a casa”, agregó en la iglesia.

Este miércoles visitará el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se reunirá en la Casa Blanca con el vicepresidente Mike Pence, a quien ya conoció en febrero en Bogotá, junto a su esposo, en una jornada del Grupo de Lima sobre la crisis en Venezuela. En tono esperanzador, Rosales pronosticó que “muy pronto” Guaidó hará una visita oficial a Washington DC.

“Esperamos tener una conversación de los últimos hechos que han pasado en mi país (…) Venezuela está en un foco oscuro”.

El jueves la recibirá Melania Trump en Miami, la “capital del exilio venezolano”, donde participará en jornadas de recolección de insumos en ayuda humanitaria. Sería el primer encuentro entre Primeras Damas de ambas naciones en más de 20 años, luego de la visita de los Clinton a Venezuela en 1997.

Su gira internacional dijo, se integra a la “Operación Libertad, llevando la voz de Venezuela por todas partes”, mientras su esposo recorre el territorio nacional.

“Seguimos avanzando en la reconstrucción de Venezuela. Nuestra Asamblea Nacional ha venido recuperando activos, dinero producto de la corrupción”.

En Nueva York Rosales denunció que a su esposo lo atacaron ayer martes, cuando salía del Parlamento, en la capital venezolana. “Le apuntaron con armas y lanzaron gases lacrimógenos” contra el automóvil donde viajaba. También, dijo, atacaron a otros diputados, periodistas y “gente que se encontraba a los alrededores”.

“Fue muy grave, muy lamentable lo ocurrido, lo que pudo haber terminado en una tragedia”, señaló, luego de comunicarse con el ingeniero Guaidó. “Me dijo que me quedara tranquila. Siempre me dice que me quede tranquila, que todo va a salir bien”.

Rosales denunció que mientras hablaba 80% de la población en Venezuela no tenía corriente eléctrica y que “muchos niños están muriendo” debido a que su país sufría desde este martes otro apagón de varias horas.

También comentó el “secuestro” de Roberto Marrero, jefe del despacho de Guaidó, por “los usurpadores”. El político fue detenido el jueves en su domicilio en Caracas y acusado de “traición a la patria”, entre otros delitos.

Igualmente denunció que su familia está asediada y que el apagón dificulta mucho las comunicaciones.

Guaidó es reconocido como Presidente (e) de Venezuela por EEUU, Canadá, Japón, Australia, Israel y la mayoría de las naciones americanas y europeas.

En tanto, Maduro es aún respaldado por Rusia, China, Irán, Cuba, México, Bolivia, Nicaragua, Corea del Norte, Italia, Uruguay, Turquía y la organización terrorista Hezbolá. Dos sobrinos de su esposa, Cilia Flores, cumplen condena por narcotráfico en Nueva York.