La economía de EEUU supera un bache y permite crear 196,000 empleos

¿La mala noticia de marzo? Los salarios vuelven a estancarse
La economía de EEUU supera un bache y permite crear 196,000 empleos
El desempleo se mantiene en el 3.8%./Archivo
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Marzo ha mostrado que en febrero hubo una anomalía en la creación de empleo. El mes pasado la marcha de la economía de EEUU permitió que se sumaran 196,000 puestos de trabajo nuevos en el país frente a los 33,000 que se crearon en el segundo mes del año. Inicialmente se contabilizaron apenas 20,000 empleos en febrero que han sido revisados al alza pero muy por debajo de la tendencia media de 180,000 al trimestre.

Salud, servicios profesionales y técnicos fueron los sectores en los que se firmaron más contratos en un mes en el que la cifra de desempleo se mantiene en el 3.8% del mes anterior y en el caso de los latinos en el 4.7%, según el informe de la Oficina de Estadísticas Laborales.

A pesar de la fortaleza del mercado desde hace años (102 meses de creación de empleo ininterrumpida) y la reducción histórica de la tasa de desempleo, los salarios son protagonistas de las malas noticias. El mes pasado estos aumentaron una media de 10 centavos, la mayor subida desde 2017 y sin embargo en marzo apenas subieron cuatro centavos. Los salarios han ido recuperando fuerza en el último año pero en la actual economía en expansión las mejoras en este sentido no están llegando de manera continuada.

En los últimos 12 meses los salarios apenas han despuntado como cabía esperar por encima de una inflación que es muy baja. Ni la evolución de los salarios ni la de los precios ha sido lo que normalmente se espera en un periodo tan expansivo del crecimiento. Entre marzo de 2018 y 2018 el aumento total del cheque ha sido de apenas un 3.2%.

La inflación subyacente, aquella a la que se le eliminan los precios más volátiles de la energía y los alimentos, es del 2.1% a febrero.

Se da la circunstancia de que los salarios están subiendo en los niveles más bajos por el efecto de las subidas de los mínimos obligatorios en muchos estados y la presión que están teniendo las empresas que pagan cantidades bajos sueldos para mantener a sus plantillas.

Aunque la creación de empleo se mantiene fuerte, el ritmo ha descendido con respecto al año pasado por las mismas fechas en un 2019 en el que se especula con una reducción del crecimiento económico.