Plan de renovación de Fulton Houses de Chelsea preocupa a inquilinos

Consideran que el plan del Alcalde de tumbar dos edificios pequeños del complejo de NYCHA y hacer unos más grandes, disparará los alquileres y generará desplazamiento
Plan de renovación de Fulton Houses de Chelsea preocupa a inquilinos
Residentes hispanos de Fulton Houses opinan sobre la propuesta del alcalde de derrumbar los departamentos para edificar unos nuevos.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Blanca Rosa del Toro lleva más de 50 años viviendo en los apartamentos de Fulton Houses de NYCHA, ubicados en el vecindario de Chelsea, en Mahattan, y confiesa que un reciente anuncio hecho por la Ciudad, sobre un proyecto que pretende tumbar dos de los 11 edificios que integran el complejo en el que viven unas 1,000 personas para reconstruirlos y crear más unidades de vivienda, la asusta.

A la inquilina le preocupa y le molesta, dicho en sus propias palabras, pues el plan dejaría espacio para dos nuevas torres en las que el 30% de las viviendas se mantendrían como unidades asequibles, en las que continuarían viviendo las 72 familias que se verían afectadas con las construcciones, pero el 70% restante se alquilaría a precio del mercado.

La abuela de 82 años, quien es una de las primeras moradoras del complejo de edificios, en el que residen mayormente hispanos, pidió al Alcalde que reconsidere su plan y criticó que primero se haga el anuncio y a los residentes ni se les tenga en cuenta.

“Esto es sencillo. El Alcalde lo que quiere hacer con eso es sacarnos de aquí y traer a los ricos y darle esos edificios a sus amigos de las inmobiliarias para que hagan dinero, renten más caro y a los pobres nos dejen si nada”, aseguró la inquilina de NYCHA, quien actualmente paga $312 por su apartamento. “Que busque espacio en otro lado. Yo me opongo absolutamente a que se metan con nosotros los pobres… si el Alcalde quiere chavos, pues que ponga a trabajar a la mujer, pero a nosotros que nos deje quietos”, agregó la molesta mujer.

Clarisa Orengo, quien vive en los edificios de Chelsea hace 34 años junto a su esposo, también manifestó su molestia con el plan de la Administración De Blasio y pidió que los líderes políticos y activistas eviten que se lleve a buen puerto.

“Así empiezan los desplazamientos. Luego esta zona se va a poner más cara y luego van a querer tumbar más edificios. No podemos permitir semejante abuso”, comentó la puertorriqueña. “Ese tipo de planes solo son para beneficiar a los ricos”.

Los ingresos generados por el nuevo plan ayudarían a reunir recursos para invertir en las obras que se necesitan en los complejos de la Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA). Se estima que las reparaciones actualmente serían del orden de $168 millones.

Miguel Acevedo, presidente de la Junta de Inquilinos de Fulton Houses, aseguró que la idea de que inmobiliarias privadas tengan control de los nuevos edificios que se construirían, no le suena mucho, pero definió la opción como “viable” para generar recursos que se usen en las reparaciones que urgen en todo el complejo.

“No estoy mucho con eso, pero tenemos que ser realistas y como NYCHA no tiene dinero para hacer los arreglos que se necesitan, no tenemos otra opción”, dijo Acevedo, quien a pesar de ello negó que el proyecto deje a inquilinos sin hogar.

“Esa es una mala interpretación. Aquí llevamos meses haciendo juntas en mi oficina y les he explicado que no van a sacar a nadie, eso no va a ocurrir, pues creo en la palabra del Alcalde”, dijo el líder vecinal. “Tampoco se van a subir los precios de las rentas de quienes viven ahora mismo aquí. Eso se va a mantener”.

“Debemos tomar decisiones muy difíciles”

El presidente del Concejo Municipal y concejal que representa a Chelsea, Corey Johnson, reconoció que NYCHA está afrontando serios problemas, pero al mismo tiempo reconoció las preocupaciones de los residentes de los complejos en la mira.

“NYCHA está enfrentando una crisis y tenemos que ver todo lo que podamos hacer para mejorar la vida de los neoyorquinos que viven en esos edificios, pero no puedo apoyar ningún plan que desplace a los inquilinos de su comunidad”, destacó el líder político, al tiempo que advirtió que no se pueden tomar medidas a espaldas de quienes viven en los apartamentos. “Para preservar el futuro de NYCHA tendremos que tomar decisiones muy difíciles, pero las conversaciones sobre el desarrollo deben comenzar con los residentes más afectados por estas decisiones. Mis vecinos en Fulton Houses entienden a fondo los desafíos que enfrenta NYCHA y espero trabajar junto a ellos para desarrollar soluciones”.

Y ante las preocupaciones que el anuncio del plan ha generado entre los residentes de los edificios de NYCHA, la Administración De Blasio aseguró que se han difundido ideas erróneas y malas interpretaciones del plan, y dio su palabra de que aquellas familias que habitan actualmente los edificios que pretenden reconstruirse, no perderán sus viviendas y tendrán apartamentos nuevos en las edificaciones que se levanten.

“Ningún residente será desplazado. Todos los residentes de Fulton recibirán un apartamento nuevo o completamente renovado, y esperamos poder discutir nuestro camino hacia adelante con ellos durante nuestro proceso de trabajo conjunto con los residentes”, aseguró a El Diario, Olivia Lapeyrolerie, vocera del Alcalde.