Sus padres lo reportaron desaparecido y ahora son los principales sospechosos de su muerte

"AJ" Freund, un niño de 5 años, fue encontrado enterrado en un hoyo y envuelto en plástico

Sus padres lo reportaron desaparecido y ahora son los principales sospechosos de su muerte
Foto oficial del documento con los datos sobre AJ Freund tras ser reportado como desaparecido.
Foto: (Suministrada)

El cuerpo “AJ” Freund, un niño de 5 años desaparecido de Crystal Lake, Illinois, fue encontrado este miércoles enterrado en un hoyo poco profundo y envuelto en plástico, sin que de momento se conozca la causa de su muerte, mientras que sus padres, que están arrestados, enfrentan cargos por el asesinato de su hijo, quien vivía en condiciones deplorables, informó la Policía.

“Sabemos que estás en paz jugando en el patio del cielo, y ya no tienes que sufrir”, dijo el jefe de policía James Black sobre Andrew “AJ” Freund.

El padre, Andrew Freund Sr., ha sido acusado de cinco cargos de asesinato en primer grado, dos cargos de agresión agravada, un cargo de agresión doméstica agravada, dos cargos por ocultar la muerte por homicidio y un cargo por no informar la desaparición o muerte infantil.

La madre, JoAnn Cunningham, ha sido acusada de cinco cargos de asesinato en primer grado, cuatro cargos de agresión agravada, dos cargos de agresión doméstica agravada , además de un cargo por no informar la desaparición o muerte infantil.

Pocas horas antes del anuncio, el abogado de la madre del niño, JoAnn Cunningham, fue visto entrando al Departamento de Policía de Crystal Lake alrededor de las 6 a.m., pero se negó a hacer ningún comentario sobre el caso.

AJ fue visto por última vez a la hora de acostarse hace hoy una semana, y desde entonces comenzó una intensa búsquda para encontrar al pequeño con vida. Hoy esos esfuerzos se toparon con la peor de las posibilidades, el niño fue encontrado sin vida.

Fue el padre Andrew Freund Sr. el que llamó a la Policía para reportar la desaparición del niño y según prueba la grabación de esa llamada se encontraba tranquilo:

Despachador 911: “¿Y cuándo fue la última vez que lo vio?”

Andrew Freund Sr .: “Anoche. Uh, probablemente a las 9:30, cuando se fue a la cama”.

Despachador 911: “¿Sabes a dónde pudo haber ido?”

Andrew Freund Sr .: “No. Um, hemos recorrido el vecindario. Fui al parque local. Um, la estación de servicio local aquí donde a veces lo llevamos a comprar golosinas”.

A medida que avanzaban las investigaciones empezaron a surgir detalles más que inquietantes sobre los padres de AJ así como las condiciones de vida dentro del hogar.

Durante una visita a la casa en 2018, los funcionarios encontraron ventanas rotas, daños por agua en el techo de la cocina, montones de ropa en el sofá y la mesa del comedor. El oficial recordó haber subido las escaleras hasta donde los dos niños de Cunningham dormían donde fue sorprendido por un fuerte olor a heces con las ventanas abiertas, según el informe policial.

También salió a la luz que la pareja, que nunca se casó y que pese a estar separados vivían juntos, habían denunciado abusos, negligencia y consumo de drogas.

Precisamente, la madre del menor se negó a cooperar con la policía.

“Ella es una valiosa fuente de información porque es la última persona que vio a Andrew”, dijo Thomas Kotlowski, jefe de Policía de Crystal Lake, añadiendo que el padre del chico sí le ha hablado a los detectives.

El abogado de la mujer, George Kililis, no respondió de inmediato a pedidos de comentario el lunes, pero la semana pasada indicó que Cunningham había cooperado con las autoridades “hasta que en cierto momento tuvimos la impresión de que ella podría ser considerada sospechosa”.

Kotlowski dijo que perros policiales rastrearon la zona, una región boscosa a unos 80 kilómetros (50 millas) al noroeste de Chicago, y que los detectives no creen que el chico huyó a pie. La policía también ha dicho que no hay evidencias de que el menor fue secuestrado.

(Editado por: Olga Luna)