Trump se enorgullece de estar enviando a “muchos” indocumentados liberados a ciudades santuario

Esta medida de Trump es vista como una venganza a sus adversarios políticos
Trump se enorgullece de estar enviando a “muchos”  indocumentados liberados a ciudades santuario
El presidente no especificó cuándo se aplicó la medida.
Foto: NICHOLAS KAMM / AFP / Getty Images

El presidente Donald Trump aseguró este sábado durante un discurso de campaña en Green Bay, Wisconsin que su gobierno ya está enviando “muchos” inmigrantes indocumentados a las llamadas “ciudades santuario. Esta medida es una de las amenazas que el presidente ha repetido desde principios de abril y se perfila como una venganza a sus adversarios políticos.

El día anterior, en la Asamlea anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), Donald Trump también aseguró que su gobierno estaba “obligado a liberar” a inmigrantes indocumentados y que “les damos (a las jurisdicciones santuario) el mayor número posible” -según publicó este domingo Univison. Sin embargo, en ninguno de los dos discursos el presidente especificó desde cuándo se está llevando a cabo el envío de migrantes.

Ya la Casa Blanca había adelantado la probabilidad de, según la institución, poner en libertad a indocumentados para enviarlos a las jurisdicciones (ciudades) que se han reconocido como “santuario”. Hace dos semanas Trump, que este sábado se enorgulleció de la medida, hizo referencia en Twitter a un artículo de The Washington Post para reafirmar su disposición de aplicar la polémica polítitica.

En ese momento y como acostumbra hacer, el presidente culpó directamente los demócratas porque, según dice, “no están dispuestos a cambiar nuestras muy peligrosas leyes de inmigración”. Por esa razón -añadió en un tuit- estamos considerando seriamente la posibilidad de colocar a los inmigrantes ilegales solo en ciudades santuario”.

Pero el caso no quedó en un solo tuit, el mandatario estadounidense volvió a insistir en su amenaza días más tarde: “¡Enviaremos a las ciudades santuario (…) a aquellos inmigrantes ilegales que ya no pueden ser retenidos legalmente!”, tuiteó.

Las jurisdicciones santuarios son aquellas que se han negado a colaborar con el gobierno en la aplicación de las medidas migratorias. Por ello, las autoridades locales de estos lugares no buscan, arrestan ni deportan a inmigrantes indocumentados.

Por otro lado, algo que Donald Trump no ha dicho sobre este tema es que una ley y dos acuerdos judiciales obligan al gobierno a poner en libertad a ciertos indocumentados. El objetivo de estas disposiciones es proteger a menores del tráfico humano y evitar que estén privados de su libertad. El mandatario tampoco ha explicado la situación en la que viven los inmigrantes en sus países y las circunstancias que les obligan a huir.

Para Francisco Moreno, director ejecutivo de la Federación de Confederaciones Mexicanas, “el presidente está jugando su juego sarcástico de odio y racismo al estar acomodando a estas personas en las ciudades santuario”. Según Univision, Moreno dice además que “Trump piensa que con esta estrategia va a disuadir que otras ciudades se conviertan en jurisdicciones santuario”.

Por su parte, los líderes de la jurisdicciones santuario ya recordaron a Trump hace unas semanas que los migrantes “son personas, no peones” de ajedrez que el presidente puede mover a su antojo.