Cómo puedes pedir más ayuda financiera para la universidad

Aceptan a tu hijo en la universidad con la que siempre soñaron, pero el paquete de ayuda financiera se quedó corto de lo que piensas que necesitan para cubrir los gastos de esa universidad. Muchas familias en esta situación se preguntan: ¿puedo pedir más?

La respuesta es afirmativa. Pero hay un proceso y tus probabilidades de conseguir ese dinero extra mejorarán si entiendes esto.

Lo primero que necesitas saber es que la ayuda financiera no es algo que simplemente puedas negociar. Pedir más en este caso involucra tener que pasar por un proceso de una petición formal con la universidad. Esto se conoce como un juicio profesional o revisión de circunstancias especiales.

“No es una actividad de regatear”, dice Mark Kantrowitz, publicista y vicepresidente de investigación en Savingforcollege.com, que proporcionan información sobre la ayuda financiera y los planes 529 de ahorro para la universidad. “Cómo se calculan las ofertas de ayuda financiera es muy formulista y generalmente la decisión viene de un comité y no de una sola persona”.

“Lo único subjetivo depende si hay circunstancias especiales que ameriten un ajuste”, dice Kantrowitz, el autor de un nuevo libro, “How to Appeal for More College Financial Aid.”

Típicamente, las apelaciones exitosas suceden por una o dos razones: Ha habido un cambio en la situación financiera de tu familia o una universidad decide que quiere igualar una oferta mejor de una universidad comparable.

Probablemente tengas mejores resultados si estás apelando a una universidad privada sin fines de lucro o a una universidad muy cara porque estas escuelas en general tienen más dinero institucional y legados mayores para dedicar a subvenciones y becas, dice Kantrowitz. Las universidades públicas que dependen más de fondos estatales, podrían no tener el dinero para otorgarlo.

Los paquetes de ayuda financiera se determinan en general por la información que proporcionas en la solicitud federal conocida como FAFSA, Free Application for Federal Student Aid. La FAFSA determina la elegibilidad para los subsidios y préstamos federales, pero la mayoría de las universidades también la usan para calcular tu capacidad de pagar los costos universitarios.

Las becas basadas en mérito se basan en datos específicos también, incluyendo el promedio GPA de la escuela secundaria, calificaciones de las pruebas estandarizadas y el rango escolar del estudiante.

Pero la FAFSA no incluye preguntas sobre circunstancias especiales. Te toca a ti dejarle saber a la universidad sobre cualquier cosa que afecte tu capacidad para pagar. En un amplio margen de situaciones, desde la pérdida del empleo, hasta vivir en una zona muy costosa, podría ameritar una revisión (Más información sobre esto más adelante).

Recuerda que la información en la FAFSA se basa en datos fiscales de dos años atrás. Si vas a ir a la universidad en el otoño del 2019, las universidades están revisando tu información financiera del 2017. Es posible que algo haya cambiado que afecte tu capacidad de pagar.

Si todavía no han llenado una aplicación FAFSA, necesitas hacerlo ahora. De no hacerlo, la mayoría de las universidades no van a considerar una apelación basada en necesidades financieras.

En cuanto a la ayuda basada en mérito, a menos que un estudiante haya demostrado una mejoría académica significativa, una apelación basada en estándares de mérito no tiene mucha probabilidad de funcionar.

No hay estadísticas definitivas de cuántas apelaciones se conceden, y Kantrowitz comenta que varía de universidad a universidad. Algunas universidades dicen que un tercio de los estudiantes que apelan consiguen más dinero. Otras universidades ni siquiera consideran una apelación.

Hay universidades que son más transparentes con su información que otras sobre su apertura para aumentar sus ofertas de ayuda financiera.

En su página de información de la ayuda financiera, Muhlenberg College en Allentown, Pa., por ejemplo, invita a la gente que cree que se merece un mayor paquete de ayuda financiera basándose en su situación financiera familiar a que someta una apelación.

La Universidad de Cornell dice que iguala una oferta competitiva de otra universidad de Ivy League y otras universidades, incluyendo Duke en Durham, N.C.; Stanford University en California; y Massachusetts Institute of Technology en Cambridge, Mass.

Cómo hacer una apelación exitosa

Esto es lo que puedes hacer para fortalecer tu caso para obtener un paquete de ayuda financiera más generosa.

Conocer el proceso de tu universidad. Si vas a apelar basándote en circunstancias financieras especiales, vas a tener que trabajar con la oficina de ayuda financiera de la universidad. Las apelaciones para una beca basada en mérito suceden en el departamento de admisiones de la universidad donde normalmente las manejan o en la oficina del presidente de la universidad. Revisa el sitio web de la universidad para que veas cómo manejan las apelaciones. Algunas escuelas tienen una forma que necesitas completar, pero la mayoría piden una carta que explique tu situación.

Revisar que no haya errores. El llenado de la FAFSA, que involucra contestar más de 100 preguntas, puede ser complicado. Asegúrate de que no haya errores. La información incorrecta puede tener un grave impacto cuando la escuela esté calculando tu habilidad para pagar. Algunos errores comunes incluyen reportar dinero en cuentas de jubilación como una 401(k) o un IRA como un activo (lo que significa que podrían contarlo en tu capacidad de pagar la universidad) o no incluir hijos adoptivos en el tamaño de la familia.

Entender las revisiones de circunstancias especiales. Puedes pedir una si tu situación financiera ha cambiado en los últimos dos años o si hay algo que te hace diferente de una familia típica. Las circunstancias especiales incluyen pérdida del trabajo, tener niños con necesidades especiales o cambio en el estado matrimonial de los padres. Pero los administradores de la ayuda financiera tienen lateralidad cuando se trata de determinar lo que tiene impacto en las finanzas familiares. Si tienes ingresos volátiles (por ejemplo, estás en ventas o eres propietario de tu negocio), cuidas a un pariente anciano, deuda estudiantil anterior de uno de los padres, o altos gastos médicos o dentales no reembolsables, podrían también ser considerados. Puedes encontrar una lista de otras circunstancias especiales en Kantrowitz’s site.

Defender tu caso. Haz tu carta de apelación corta, solo de una o dos páginas, resumiendo las bases de tu apelación. Incluye documentación independiente, como una notificación de despido, facturas médicas, estados de cuentas bancarias y cartas de gente que conoce tu situación familiar, como doctores o trabajadores sociales.

Ser realista. Si basas tu apelación en que tu estudiante consiga una oferta más generosa de otra escuela, probablemente vas a tener éxito solo si es una universidad comparable y que la universidad a la que estás apelando esté realmente interesada en tu hijo. Mira cómo las calificaciones y resultados de las pruebas de tu hijo se comparan con el promedio de los estudiantes que la universidad admite. Puedes encontrar esa información en el sitio web College Navigator del Departamento de Educación o en el CollegeData’s Financial Aid Tracker, donde puedes ver la ayuda financiera otorgada que los estudiantes similares al tuyo han recibido. Si quieres que la universidad iguale otra oferta recibida, necesitas proporcionar la carta de la otra universidad para mostrar lo que ofrece la oferta competidora.

Discutir otras opciones. Las subvenciones y las becas son la mejor ayuda que puedes conseguir porque no las tienes que pagar. Pero hay otras maneras de mejorar tu paquete de ayuda financiera. Los empleos de trabajo-estudio (work-study) también son parte de las ofertas de ayuda financiera. Son beneficiosos porque están exentos de algunos impuestos federales y no cuentan como ingreso en la FAFSA. Una escuela puede conceder un empleo de trabajo-estudio en lugar de un préstamo.

Puedes solicitar una revisión de la ayuda que recibes en cualquier momento, aún después de que tu estudiante ya esté en la universidad, si tus circunstancias financieras cambian. Pero recuerda que si una universidad aumenta la ayuda financiera un año, no es garantía de que se va a repetir. Las concesiones de ayuda financiera basadas en necesidad se vuelven a calcular cada año.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.