Es oficial, inmigrantes no deberían viajar a este estado del sur del país

Florida aprueba polémica ley para atacar la inmigración ilegal
Es oficial, inmigrantes no deberían viajar a este estado del sur del país
ICE tendrá colaboración obligatoria de las autoridades en todo Florida
Foto: ICE

Crece la incertidumbre para miles de inmigrantes que viven en el estado de la Florida, el tercero con mayor número de indocumentados en EEUU según el Pew Research Center.

Por más presión para intentar bloquear la controvertida iniciativa el Senado estatal de Florida aprobó un proyecto de ley que prohíbe las “ciudades santuario” en todo el estado, abriéndole las puertas a ICE en todo el estado.

El proyecto de ley fue aprobado en el Senado 22-18 el jueves  y ahora solo espera la firma del gobernador Ron DeSantis quien celebró la decisión de la legislatura estatal.

“Agradezco a la Legislatura de la Florida por presentarme un proyecto de ley que respeta el estado de derecho y aborda las ciudades y condados santuarios de Florida”, escribió en Twitter después de que se aprobara el proyecto.

DeSantis, un republicano, hizo una campaña para prohibir las ciudades santuario, y se espera que firme el proyecto de ley.

El proyecto de ley requerirá que las autoridades locales cumplan con las solicitudes de detención de ICE para retener a las personas que creen están en el país de manera irregular.

La Cámara de Representantes de Florida aprobó una versión del proyecto de ley la semana pasada .

La Unión Americana de Libertadas Civiles Civil (ACLU) ha pedido que las personas no viajen a Florida si el proyecto de ley se convierte en ley, como sucederá en los próximos días con la firma del gobernador.

“Si se aprueban el Proyecto de Ley del Estado de Florida 168 y el Proyecto de Ley de la Cámara de Representantes 527, se socavaría la capacidad de los gobiernos locales para proteger los derechos civiles de sus residentes al obligar a los funcionarios locales a cooperar con ICE. También pondría a los inmigrantes en riesgo de violencia, lo que podría forzar a las víctimas y “Los testigos guardan silencio por temor a la deportación”, alertó ACLU antes de la votación final.

“Tanto los residentes de la Florida, los ciudadanos y los no ciudadanos, como los viajeros podrían correr el riesgo de ser perfilados racialmente y ser detenidos sin una causa probable”.