Stringer propone un alivio clave, ayudas a cuidado infantil para 70,000 familias

La ampliación del servicio se financiará con un impuesto a grandes empleadores
Stringer propone un alivio clave, ayudas a cuidado infantil para 70,000 familias
El programa que Scott Stringer propone para cuidar a los más pequeños se llama NYC Under 3./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Uno de los momentos más duros, emocional y financieramente, en una familia es cuando los hijos son muy pequeños. Es un momento feliz pero no muy divertido, sobre todo cuando hay que cuadrar las cuentas. Scott Stringer, el contralor de la ciudad está convencido que desde la ciudad se puede hacer más para ayudar a las familias.

Stringer ha presentado un plan para proveer asistencia a las familias con niños menores de tres años. El programa “NYC Under 3” es un plan que eliminará o reducirá los costos de cuidados de los pequeños para aproximadamente 70,000 familias. Los senadores Jessica Ramos y Brad Hoylman además de la asambleista Latrice Walker podrían presentar esta propuesta en Albany para que una vez aprobada pueda aplicarse en la ciudad.

Con ello se espera dar respuesta a los desafíos que plantea cuidar de unos niños que no tienen edad para la escuela pública. Las opciones de los padres es que uno de ellos — normalmente la madre–, se quede sin trabajar cuidando del pequeño perdiendo salarios y beneficios o que se usen ahorros, cuando los hay, para pagar por un cuidado que como media puede costar anualmente $18,746.

Para una familia con madre o padre soltero con trabajo a tiempo completo por salario mínimo ($15 la hora) es un costo imposible porque consume dos tercios de los ingresos. Incluso cuando dos padres trabajan el costo es difícil de cuadrar en los presupuestos ya que supone más gasto que ir a la universidad del estado.

El contralor quiere que durante esta etapa fundamental para el desarrollo de los niños se subsidie a familias dependiendo de los ingresos que se tengan. Por ejemplo, un hogar en el que no se ingrese más que $25,750 no tendría que pagar por el cuidado del menor de tres años, en el caso de que el ingreso anual sea de $38,625 el costo sería de $1,545. Familias que ganan más de $64,375 y que ahora no son elegibles para ayudas contarán con ella hasta el límite de $103,000 anuales.

En este último caso el costo del cuidado para los padres sería de algo más de $12,300.

Para aumentar la que ahora es insuficiente capacidad de negocios y centros de la ciudad para asistir a un mayor número de pequeños, el contralor quiere asistir con un capital de $500 millones.

Cuando el programa esté totalmente implementado se calcula que el costo anual sea de unos $660 millones que se financiarán con un impuesto modesto a los empleadores privados de la ciudad de cierto tamaño. Se excluiría casi al 95% de los negocios, entre ellos los pequeños y medianos.

En ese momento se espera que unos 20,000 padres (sobre todo madres) vuelvan al mercado laboral . El impacto social y económico es muy importante no solo porque se puede empezar a romper el ciclo de desigualdad con más oportunidad sino también porque no solo se inyectarán unos $540 millones en ingresos anuales en la economía local sino que además más personas podrán acceder a beneficios que pueda ofrecer un empleador.