Avanza en el Congreso amnistía TPS para inmigrantes venezolanos y más ayuda humanitaria

Con la ley "VERDAD", el Senado busca elevar hasta $400 millones de dólares el apoyo a ese país
Avanza en el Congreso amnistía TPS para inmigrantes venezolanos y más ayuda humanitaria
Escasez, hiperinflación y violaciones a los derechos humanos expulsan a los venezolanos de su país
Foto: Edilzon Maduro / Getty Images

El Comité Judicial de la Cámara Baja autorizó ayer un proyecto de ley que pretende otorgar un amparo migratorio (Estatus de Protección Temporal, TPS) para los venezolanos en EEUU, dada la “crisis humanitaria” que vive ese país que una vez fue potencia petrolera.

La medida, aprobada en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes con 20 votos a favor y 9 en contra, se dirige ahora al pleno de la Cámara Baja para ser votada.

El TPS es un beneficio migratorio que permitiría trabajar y vivir legalmente en el país a miles de venezolanos y, según los legisladores, sería la demostración de que EEUU apoya una “transición democrática” en esa nación.

“Miles de venezolanos vienen de experimentar una crisis económica y humanitaria sin precedentes, y no pueden regresar. ¡Es hora de actuar y pasar el TPS para ellos!” dijo la congresista demócrata por Florida Donna Shalala tras la votación.

La propuesta legislativa fue presentada en enero por el congresista republicano Mario Díaz-Balart y el demócrata Darren Soto, ambos representantes de distritos de Florida, un estado con amplia presencia de migrantes venezolanos.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que EEUU concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

Durante décadas, el gobierno renovó de manera automática el TPS, pero el mandatario Donald Trump ha decidido acabar con algunos de esos permisos, argumentado que son temporales y le corresponde al Congreso aprobar una ley para regularizar la situación de sus beneficiarios.

En concreto, en los últimos meses Trump ha cancelado el TPS para países como Haití, Nicaragua, El Salvador y Honduras; por lo que la concesión de un TPS para Venezuela supondría una ruptura en la línea migratoria que ha seguido hasta ahora.

En febrero el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció la extensión hasta el 2 de enero de 2020 del TPS para los beneficiarios de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, en cumplimiento de un fallo judicial.

Al ser un proyecto de ley que tiene apoyo bipartidista, es muy probable que tenga el apoyo de la Cámara de Representantes y del Senado, con mayoría demócrata y republicana, respectivamente.

Precisamente el Comité de Relaciones Exteriores del Senado evaluó ayer otra propuesta legislativa sobre Venezuela.

Esa medida, conocida como “Venezuela Emergency Relief, Democracy Assistance and Development Act” (VERDAD, en sus siglas en inglés) pretende elevar hasta $400 millones de dólares la ayuda humanitaria a ese país.

Este plan está liderado por los senadores Bob Menendez (D) y Marco Rubio (R), quienes lo mostraron el pasado mes de abril.