Demandan al Departamento de Educación para que garantice servicios de traducción a padres de estudiantes especiales

Las autoridades de Educación de la Ciudad aseguran que han aumentado los programas multibilingües en un 16% este año.
Demandan al Departamento de Educación para que garantice servicios de traducción a padres de estudiantes especiales
50% de los estudiantes de las escuelas públicas de NY hablan un idioma distinto al inglés en sus casas
Foto: Archivo / Archivo

Marcela Hernández, una madre de un estudiante autista de 17 años, le pidió a la escuela pública donde su hijo asiste en Staten Island, un intérprete de español antes de una reunión escolar, pero un miembro del personal le preguntó “¿por qué no aprende inglés?”. La hispana es ahora una del grupo de cuatro demandantes contra el Departamento de Educación de Nueva York (DOE), señalado por no facilitar servicios de traducción sobre temas de salud, seguridad y progreso académico a padres con acceso limitado al inglés, que tienen hijos discapacitados.

La demanda presentada esta semana en un Tribunal Federal, por la organización de Servicios Legales de Nueva York, señala que el DOE violó la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe a las instituciones que reciben fondos federales discriminar a  la comunidad escolar por su origen nacional.

“Estamos hablando de una gran metrópolis, con un enorme sistema escolar y presupuesto. Eso es lo que realmente irrita. Todos los casos en la demanda involucran a padres que hablaban español y chino, dos de los idiomas extranjeros más hablados en la ciudad de Nueva York”, dijo Amy Leipziger, abogada de Servicios Legales de Nueva York.

Otra demandante es Hui Qin Liu, la progenitora de una estudiante de 8 años de Queens que vive con la condición de autismo. Asegura que un día recibió una llamada, en inglés, del conductor del transporte escolar, reportando que la niña tenía un ataque. Liu pudo descifrar el nombre del hospital, pero no tuvo acceso a información detallada sobre el estado de salud de la estudiante.

En otra ocasión, la hija de la señora Liu llegó a casa con marcas de mordidas en su cuerpo. Decidió hacer una solicitud por escrito al centro educativo y solo recibió una llamada telefónica en inglés, pero no entendió absolutamente nada.

La querella que deberá enfrentar el DOE especifica que se violó el Acta de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA), al negar a los padres la oportunidad de participar en la formación del Programa de Educación Individualizado de sus hijos (IEP).

Los padres buscan ser compensados, pero además que la batalla legal termine obligando a las autoridades educativas de la Ciudad , a notificar a los padres sobre su derecho a obtener una interpretación gratuita para comunicarse con el personal de la escuela y la traducción gratuita de IEP, además de otros documentos vitales en el comienzo de cada año escolar.

Más programas bilingües

Por su parte, Danielle Filson, vocera del Departamento de Educación de la Ciudad, expresó a El Diario que han concretado una serie de programas para garantizar la equidad  a estudiantes especiales multilingües y sus familias.

“Este año lanzamos el programa piloto de traducción de IEP, aumentamos la cantidad de programas bilingües de educación especial en un 16 %  y anunciamos el Plan Bronx, el cual incluye aumentos salariales para maestros bilingües de educación especial en vecindarios marginados. Sabemos que hay más trabajo por hacer y continuaremos expandiendo nuestros programas, para satisfacer las necesidades de nuestros estudiantes multilingües con discapacidades “, razonó Filson.

En cifras

200,000 estudiantes con discapacidades están inscritos en centros educativos regidos por el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York (DOE).

50% de los estudiantes de las escuelas públicas de la Gran Manzana hablan un idioma diferente al inglés en sus casas, de acuerdo con un informe  de la organización Inmigrations Coalitions.

6 son las lenguas más habladas en Nueva York: español, chino, ruso, coreano, italiano y creole. De acuerdo con un decreto ejecutivo firmado por el alcalde Michael Bloomberg, en 2018, las agencias que prestan servicio a la Ciudad deben garantizar traducciones e información adecuada en todos estos idiomas.