Los apodos que evidenciaron a la “Chapodiputada”, examante de “El Chapo”

El Gobierno ubicó muy bien a Sánchez López, sin importar cómo se refirieran a ella
Los apodos que evidenciaron a la “Chapodiputada”, examante de “El Chapo”
Esta fue la imagen utilizada en la Corte de Brooklyn.
Foto: Cortesía Corte Distrito Este de NY

Lucero Guadalupe Sánchez López, mejor conocida como la “Chapodiputada” por su relación amorosa con Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, tiene varios sobrenombres con los cuales las autoridades estadounidenses la tienen identificada.

A fin de poder ubicarla en menciones en audios, textos y otros documentos, los fiscales del Distrito de Columbia, en Washington, enlisan al menos cinco formas en que los miembros del Cártel de Sinaloa se referían a Sánchez López, quien testificó contra su examante en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

Además de su nombre, a Lucero se le ubica como “Diputada”, “Maico”, “Piedra” y “Tere”, listado que se integra al inicio del reporte de documentos de su caso.

Sin embargo, no mencionan “Chapodiputada”, como se le conoce en los medios de comunicación.

La mujer está acusada de tráfico de drogas, de conspiración para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína sabiendo e intentando que fuera importada a los Estados Unidos.

Las acusaciones en su contra son específicas, como integrar que “ayudó o instigó” al tráfico de la droga.

Durante el testimonio que rindió ante la Corte en Brooklyn, Sánchez López reconoció que ayudó a Guzmán Loera en la compra de marihuana en las montañas de Sinaloa, además de mantener una relación amorosa con él, incluso escaparon juntos por un túnel y una tubería cuando eran perseguidos por la Marina y elementos de la DEA en Cualiacán.

Ella espera una audiencia en septiembre donde el juez Rudolph Contreras decidirá si le permite salir en libertad condicional en espera de su sentencia, la cual también busca que se reduzca tras cooperar contra Guzmán Loera.