Carolina Sandoval: La confesión más valiente de su hija, nació casi sorda y usa audífonos para escuchar

Entra y mira el conmovedor e inspirador video con todo el relato

Carolina Sandoval nos tiene acostumbrados a ver toda su vida a través de las redes sociales: desde que se levanta hasta que se acuesta, ¡Y dormida también!… Una de sus nuevas propuestas es ‘El Trasnocho de Carolina’, en donde, a través de la TV de Instagram, comparte 15 minutos con el público monologuéando sobre algún tema.

Hace unos días sorprendió, al dejar la risa, la auto-burla de lado, para darle espacio a su hija mayor, Bárbara Camila, quien compartió una valiente confesión: que desde que nació está casi sorda de ambos oídos por lo que, no solo debió aprender a leer los labios para entender, sino que usa audífonos desde que tiene uso de razón y los esconde detrás de su pelo.

Con la voz quebrada, y luego de que su valiente hija la presentara, Carolina contó que cuando nació Bárbara le dijeron que no había pasado la prueba auditiva. “Casi me muero, uno no está listo para que le digan que su hija o su hijo nació con alguna discapacidad… No fue fácil y esta niña que está aquí toda la vida salió adelante”, explica antes de pedirle a la adolescente que muestre sus audífonos.

Carolina contó que la niña aprendió a leer los labios, que el primer año sufrió de muchas infecciones de oídos y que se la pasó recorriendo especialistas hasta que encontró el correcto. Bárbara Camila, quien tiene un 40% menos de audición en ambos oídos, lleva toda su vida usando audífonos, algo que, aseguran, les puso más pruebas aun para poder tener el dinero suficiente para ir comprándolos.

“Yo nunca he sido víctima de bullying pero sí me preguntaban ‘¿qué es eso que tienes en los oídos? ¿eres sorda, puedes escuchar?’… No lo hacían de malos, no sabían y yo era muy chiquita y no sabía cómo explicar”, comienza contando Bárbara Camila.

Explicó que de chiquita no eras muy responsable con ello, que a los 8 años los perdió. Además, Carolina confesó, que son muy caros y que los seguros no los cubren, que muchas veces se los prestaron, donaron o hicieron largas colas para comprar usados.

En base a su experiencia, Bárbara Camila decidió estudiar medicina con especialidad en oídos, para poder ayudar a otros niños o personas que tienen su mismo padecimiento.

Recordemos que a Carolina Sandoval le tocó hacerse cargo de su hija mayor sola. En el momento en que quedó embarazada, el padre de Bárbara Camila, el periodista Karim Mendiburu, no se hizo cargo y a ella le tocó criarla y sacarla adelante sola.

Más de una vez le tocó limpiar casas, cuidar gente mayor y hacer de todo para sacar a su hija adelante. El reencuentro entre padre e hija recién se produjo en los 15 de Bárbara, cuando Sandoval quiso cumplirle el sueño a su ‘muñeca mayor’ y, una vez más, hizo de todo hasta lograrlo.

MIRA AQUÍ LA HISTORIA CONTADA POR ELLAS MISMAS: