La pelea por las horas extra llega al Congreso

Demócratas quieren que se empiece a cobrar cuando el salario sea inferior a $51,000 anuales

La pelea por las horas extra llega al Congreso
Hasta ahora solo se pueden cobrar horas extraordinarias cuando el salario anual esté por debajo de $23,660./Shutterstock
Foto: Shutterstock

La lucha por el pago de horas extra ha llegado al Congreso. Esta semana cuatro congresistas demócratas han presentado una propuesta de ley en la Cámara de Representantes y en el Senado para hacer obligatorio por ley que los empleados que ganen menos de $51,000 cobren automáticamente las horas que estén en el trabajo por encima de las 40 semanales a partir del año que viene.

El legislador Mark Takano, demócrata por California, explicaba en una nota que de acuerdo a esta propuesta 4.6 millones de personas más tendrán derecho a cobrar por las horas extraordinarias. Hasta ahora, y según las reglas en vigor hechas por el departamento de Trabajo, están habilitados para cobrar este tiempo de trabajo quienes cobren menos de $23.660 al año.

Es la primera vez que se trata de codificar y hacer ley el pago de horas extra ya que es algo sobre lo que decide el departamento de Trabajo, es decir, que está a merced del Gobierno de turno que se pueda avanzar o no y de los tribunales que tengan más o menos facilidad de declararlo ilegal. Adicionalmente, la propuesta pasa por actualizar cada tres años el límite de sueldo máximo para poder mantenerse a la par con los cambios de la economía. Así se daría seguridad a quienes cobran estas horas y se permitiría que todos los trabajadores disfruten de la mejora de la economía.

Los legisladores que han propuesto el llamado Restoring Overtime Pay Act, son todos demócratas tanto en la cámara baja como en la alta (o Senado) y quieren dejar en los códigos de leyes la regla propuesta por la Administración de Barack Obama que no llegó a entrar en vigor ya que un juzgado de Texas lo impidió.

La Administración conservadora de Donald Trump ha estado de acuerdo en aumentar el límite del salario que habilita a pagar por las horas trabajadas pero solo hasta los $35,308 anuales, según decisión del departamento de Trabajo.

Esto es algo que los demócratas creen que no es “lo suficientemente elevado y denegará a trabajadores de bajos y medios ingresos salarios potenciales o más tiempo con sus familias”.

La senadora Patty Murray explicaba en un comunicado que millones de trabajadores cumplen con más de 40 horas semanales “y aún así no tiene posibilidad de llegar a fin de mes y apoyar a sus familias”.

Las posibilidades de que esta propuesta llegue a convertirse en ley son remotas dado que puede salir en la cámara de Representantes, de mayoría demócrata, pero es difícil que supere la mayoría republicana en el Senado o consiga el favor de Trump en la última parte del recorrido legislativo.