Un cartero que en lugar de entregar buenas noticias, las recibió con un premio de lotería

Cedric McBroom compró un raspadito cuando iba al trabajo, y le tocó recibir algo más que cartas
Un cartero que en lugar de entregar buenas noticias, las recibió con un premio de lotería
Cedric McBroom con su premio de lotería.
Foto: Lotería de Carolina del Norte

Cedric McBroom, un empleado de correos, suele ser el que entrega buenas noticias a los demás, pero el martes un boleto de raspadito de lotería le entregó a él un premio de $1 millón de dólares.

“Estoy emocionado”, dijo McBroom, de Greensboro. “Ni siquiera puedo describir realmente cómo me siento todavía”.

McBroom compró el afortunado boleto de la Lotería de Carolina del Norte Diamond Dazzler de $4,000,000 en camino al trabajo el lunes por la mañana, cuando se detuvo en el mercado oriental de Dong Phuong, en Farmington Drive, en Greensboro. Puso el boleto de lotería de  $20 dólares en la consola de su camión y lo olvidó.

Mientras se preparaba para el trabajo a la mañana siguiente, escuchó a su hijo gritar desde el garaje: “¡Papá! ¡Papá! ¿Estoy viendo lo que creo que estoy viendo? ”

El hijo de McBroom entró con el boleto de lotería raspado, para revelar un premio de $1 millón de dólares. McBroom no podía creer lo que veía.

McBroom reclamó su premio el martes en la sede de la lotería en Raleigh. Tenía la opción de tomar una anualidad que tiene 20 pagos de $50,000 dólares al año o una suma total de $600,000. Él eligió la suma global. Luego de las retenciones fiscales estatales y federales requeridas, se llevó a casa $424,506 dólares.

“Pondremos la mayor parte en ahorros”, dijo McBroom. “Quiero ayudar a mis hijos con los próximos pasos en sus vidas, ya sea mudarse o comprar un auto. Sería agradable para nosotros hacer un viaje para visitar a la familia de mi esposa en California”.

Y McBroom dice que puede haber una parada adicional en sus vacaciones familiares.

“Por supuesto que tendremos que detenernos en Las Vegas primero”, dijo. “¡Ya que estoy en la racha más afortunada de mi vida!”