Alertan a inmigrantes a NO viajar a este estado del sur del país

Gobernador de Florida firma ley que obliga a autoridades locales a cooperar con ICE
Alertan a inmigrantes a NO viajar a este estado del sur del país
Esta ley prohíbe las ciudades santuario en todo el estado de Florida
Foto: ICE

Luego de una dura oposición por parte de la comunidad inmigrante el gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó una de las leyes antiimigrantes más estrictas en Estados Unidos.

La ley que entrará en vigor a partir del próximo 1 de julio  prohibe las llamadas ciudades “santuario” en todo el estado y que obliga a las policías locales a cooperar con ICE para lograr su deportación.

El proyecto, aprobado en abril pasado por el Legislativo de Florida, de mayoría republicana,  y otorga tres meses de margen a las autoridades policiales para ponerlo en marcha.

DeSantis, aliado de la política antiinmigrante del presidente Donald Trump, firmó la ley pese a la resistencia y protestas de grupos pro-inmigrantes que se desplazaron a Tallahassee, la capital estatal, durante varias semanas para mostrar su rechazo durante su trámite legislativo.

Tras la sanción de la controvertida ley La Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU) reitera su advertenca a inmigrantes que “NO” viajen al estado de la Florida.

Con la aprobación de esta ley acaba la capacidad de los gobiernos locales para proteger los derechos civiles de sus residentes al obligar a los funcionarios locales a cooperar con ICE, dijo la ACLU en un comunicado.

Por su parte la Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC, en inglés) lamentó este viernes la promulgación de la ley en un estado con un 20 % de población inmigrante y anunció que “podría haber desafíos legales” para su implementación.

La nueva ley obliga que todas las agencias estatales, gobiernos municipales y departamentos de policía no solo a que cumplan con la ley federal de inmigración, sino que también trabajen con agencias federales como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para detener y deportar a los inmigrantes.

DeSantis criticó las llamadas ciudades “santuario” a señalar que se trata de jurisdicciones “libres de ley” que son aprovechadas por inmigrantes indocumentados para cometer crímenes.

“Es una gran ley que hará más segura a Florida”, expresó el senador estatal republicano Joe Gruters, uno de los impulsores de la medida, durante la ceremonia en la que DeSantis la hizo ley.