Participantes de Mexicana Universal confiesan que fueron víctimas de abuso sexual (video)

Diana Martínez y Paola Guerrero decidieron contar sus vivencias durante la transmisión del programa
Participantes de Mexicana Universal confiesan que fueron víctimas de abuso sexual (video)
Paola Guerrero y Diana Martínez
Foto: Instagram, Mexicana Universal

Diana Martínez y Paola Guerrero, concursantes de Mexicana Universal, denunciaron a través de la televisión abierta que sufrieron abuso sexual durante su infancia.

Diana, representante de Michoacán utilizó el reality show de belleza para alertar de estos delitos que son más comunes de lo que se cree.

El punto de compartir esto con todas las personas es porque no quiero que se vuelva a repetir la misma historia con otros niños, quiero que la gente levante la voz, quiero enviar un mensaje a todas las personas para que no pasen por la misma situación, eso es por lo que yo decidí hablar de mi propia experiencia, no me di por vencida solo por haber vivido abuso“, dijo.

La beldad denunció que ha sido un trauma difícil de superar, sin embargo su madre la apoyó para salir adelante.

“Yo quería que supieran que soy una mujer fuerte, capaz de salir adelante, no quería que me vieran decaída. Mi mamá en ese momento lloró, yo recuerdo que el volver a ver las imágenes (el recuerdo) es lo que me hacía sufrir, el vivir con el coraje, la incertidumbre”, agregó.

Aunque la joven no reveló quien fue su agresor, propuso una manera de acabar con el abuso sexual infantil.

“Me gustaría implementar campañas de concientización a los padres de familia, para que presten atención. También sería por la parte de cómo saber detectar en ese momento si un niño está pasando por esa situación.

Que un niño sepa identificar cuando una persona se le acerca y comienza a tocarlo, enseñarles a los niños a reconocer el abuso, a comunicarse y a decir las cosas“, compartió.

Por su parte, Paola representante de Baja California, aseguró que jamás había hablado del tema, pero decidió hacerlo para que nadie vuelva a pasar por lo mismo.

En mi caso fue un abuso sexual de un extraño, y la única persona que después me pudo rescatar fue mi abuelo, me sacó de ese momento y nunca lo dijimos”, aseguró.

“Después de tantos años me di cuenta que la víctima jamás tiene la culpa, siempre la culpa es de la persona acosadora”, agregó.

“Lo estoy diciendo porque no es sano ser una niña y pasar por eso, no es sano tener pensamientos de que no eres suficiente y que tu vida no vale nada, mereces una infancia feliz, no mereces la tristeza y el sufrimiento”, finalizó.

Con información de Agencia Reforma