3 consejos con los cuales puedes empoderar a tus hijos

Es importante recalcar que ser diferentes a los demás es lo que nos hace únicos

3 consejos con los cuales puedes empoderar a tus hijos
Enséñale a tus hijos que las diferencias no son malas.
Foto: Shutterstock

A algunos niños pequeños no les importa lo que piensen de ellos. Si quieren cantar a todo pulmón, cantan. Si quieren usar un sombrero ridículo, calcetines o guantes en un día caluroso lo hacen, sin tener en cuenta cómo los demás pueden juzgar sus excentricidades.

Sin embargo, la mayoría anhelan encajar y se preocupan de que sus diferencias los hagan sobresalir, y no de una buena manera. Entonces, tratan de ajustarse a lo que perciben que sus compañeros o la sociedad esperan de ellos.

“Desafortunadamente, en el proceso comienzan a ocultar lo que los hace únicos en lugar de resaltarlo”, dice Jennifer Lynch, educadora, defensora de los niños y autora del libro infantil “Livi and Grace”.

“Se sienten avergonzados o tristes por sus diferencias, tal vez sienten que las personas piensan que son extraños y que a otros niños no les gustarán o no jugarán con ellos. Y en verdad, hay niños que podrían intimidar a otro que es visto como ‘diferente'”.

“Es importante para ellos y para todos los niños creer en sí mismos. Necesitan entender que lo diferente está bien. Es nuestra diferencia lo que nos hace especiales”, indica Lynch.

En seguida, te dejamos algunos consejos que esta especialista da a los padres para reforzar la confianza de sus hijos.

Lynch dice que algunas de las formas en que los padres u otros adultos pueden ayudar a los niños incluyen:

Recuérdales que las diferencias hacen a las personas especiales. Si bien es natural que los niños quieran encajar con sus compañeros, dice Lynch, también es importante que comprendan que su individualidad es lo que los hace únicos. “Las diferencias son interesantes y enriquecen la vida. Parte del mensaje es que debes apreciar los diversos rasgos en todos tus conocidos y también apreciar lo que te hace especial”.

Habla con ellos sobre las formas en que brillan. “A los niños les gusta hablar de sí mismos. Haz que participen en una conversación sobre lo que hacen bien. Tal vez eso sea deporte, que obtengan buenas calificaciones o sean un buen hermano o amigo. Sea cual sea su talento especial, explóralo con ellos para que sepan que hay algo que hacen bien “.

Anímalos a ayudar a otros niños a sentirse bien con ellos mismos. Los niños pueden sentirse empoderados no solo abrazando sus diferencias, sino también brindando apoyo y siendo amigos de otros que son diferentes.
“Cuando ayudas a un niño a elegir cosas positivas sobre sí mismos, comienzan a centrarse en eso, no en las cosas hirientes que pesan tanto en sus corazones y en sus mentes”, afirma Lynch.