El impedimento que podría arruinar las redadas de Trump y ICE anunciadas para este domingo

El presidente de Estados Unidos y "La Migra" no la tienen fácil
El impedimento que podría arruinar las redadas de Trump y ICE anunciadas para este domingo
Varios funcionarios municipales consideran que el anuncio de redadas por parte de Trump es una estrategia para infundir miedo.
Foto: Cortesía de ICE

El Gobierno del presidente Donald Trump y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que llevan, prácticamente, una semana anunciando una supuesta redada masiva en el país contra indocumentados a partir de este domingo enfrentan un impedimento que podría  arruinar sus planes: las autoridades locales.

Varios funcionarios municipales en estados como California, Nueva York, Florida, Illinois y Texas han expresado en las últimas horas su negativa a colaborar con las entidades federales.

Funcionarios de varias de las ciudades señaladas como posibles focos de las acciones de “La Migra” han tildado como estrategia de miedo el anuncio de Trump y reiteraron que no están dispuestos a extenderle la mano a ICE.

La administración del presidente ha amenazado con intervenir en al menos 10 ciudades, tales como Nueva York , Chicago, Miami, Los Angeles, Houston y Baltimore, con hasta 2,000 familias que ya tienen casos abiertos de deportación.

Chicago

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, dijo que la Policía no va a cooperar con ICE.

“Yo personalmente hablé con los jefes de ICE en Chicago y expresé mi fuerte objeción a estas redadas. Más allá, yo he reiterado que el CPD no va a cooperar o facilitar ninguna acción por parte de ICE”.

Adicional, el superintendente de ese organismo Eddie T. Johnson dijo que retiró el acceso de oficiales federales migratorios a su base de datos.

Baltimore

El alcalde Bernard C. “Jack” Young fue otro funcionario municipal que se unió a la cadena en contra de los planes de Trump.

“Estoy orgulloso que Baltimore está comprometido en mantener los valores estadounidenses de respeto a los derechos y a la dignidad de todos los residentes. Independientemente, de la posición del Gobierno federal, nosotros continuaremos con nuestra decisión de ser inclusivos, justos y acogedores”, indicó.

Denver

El alcalde Michael B. Hancock expresó, por su parte, que están del lado de los inmigrantes.

“Queremos reiterar que Denver está con los inmigrantes y familias de refugiados, que nosotros no apoyamos la separación de las familias migrantes y las redadas para propagar el miedo en nuestra comunidad”, sostuvo Hancock, quien -sin embargo- dijo no haber recibido notificación de potenciales movidas de La Migra en la ciudad.

Houston

El alcalde de esta demarcación texana Sylvester Turner también se pronunció contra las intenciones de las autoridades federales al también destacar que no habían recibido ninguna comunicación sobre los planes de ICE.

“La Ciudad no intenta hacer el trabajo de ICE, aunque no obstruye la labor de ICE. Nosotros vamos a seguir siendo una Ciudad que construye relaciones, no muros”, dijo Turner.

Los Angeles

En el caso de esta ciudad californiana, el alcalde Eric Garcetti fue claro en que departamentos como LAPD no va a asistir en las supuestas redadas migratorias.

“Los Angeles siempre estará del lado de nuestras hermanas y hermanos inmigrantes, y nuestros oficiales de ley y de orden nunca participarán de estas acciones”, planteó. “Ningún Angelino debe tener miedo de ser arrebatado de su hogar o separado de sus seres queridos- y nosotros estamos haciendo todo lo que podemos para proveerles a las familias inmigrantes la información y el apoyo que necesitan”.

En el caso de San Francisco, el alcalde London Breed insistió en la política de ciudad santuario que cobija la entidad y recomendó a los residentes utilizar la línea especial SF Rapid Response Hotline (415) 200-1548) para reportar algún operativo migratorio en la zona o solicitor asistencia legal.

En este Estado, incluso el gobernador Gavin Newsom, también se manifestó contra los supuestos planes a nivel federal catalogándolos de “cruel” y “equivocadas” para crear un clima de miedo y ansiedad.

Miami

El alcalde Francis Suarez no se quedó atrás en su rechazo al plan del gobierno central.

“Nosotros somos una ciudad de inmigrantes. Nosotros estamos de acuerdo que criminales como pandilleros peligrosos que llegaron ilegalmente al país deben ser deportados inmediatamente. Como alcalde, yo confío en que solo esos individuos que representan un peligro claro y presente a nuestras comunidades serán afectados por la política del DHS (Departamento de Seguridad Nacional)”.