Familiares: madre de Nueva York y 2 turistas más también murieron en República Dominicana

El Departamento de Estado ya ha confirmado dos de los tres nuevos casos

Al menos tres familias más -en Queens (NYC), Kansas y Pensilvania- han reportado que sus parientes también murieron en los últimos meses mientras visitaban Punta Cana.

Ellos piden investigar si los casos tienen relación con la creciente lista de turistas estadounidenses que han sido heridos y/o han muerto durante o después de visitar la isla caribeña, y que el FBI está analizando. Una de las teorías que se han comentado es el consumo de licor adulterado.

La familia de Donette Edge Cannon, madre de Queens de 38 años, informó ayer a New York Post que ella había muerto en un centro turístico en República Dominicana a las pocas horas de sufrir una enfermedad estomacal misteriosa, en mayo del año pasado.

Cannon estaba en “Sunscape Bávaro Beach Punta Cana” para celebrar el cumpleaños de su cuñado. Allí pasó cuatro días en perfectas condiciones, a pesar de que padecía diabetes y estaba recibiendo tratamiento de diálisis.

Dijeron que el grupo experimentó problemas estomacales menores en el transcurso del viaje, pero nada que causara preocupación.

La última noche del viaje, salieron a cenar y bailar antes de regresar a sus habitaciones. Más tarde Cannon se despertó con dolor de estómago, comenzó a vomitar y tenía diarrea. Cuando no se mejoró por la mañana, la familia decidió llamar a un médico.

El personal de emergencia fue informado sobre los problemas renales de Cannon, pero la llevaron a un hospital sin una máquina de diálisis, dijo su hermana, Candace Edge Johnson.

El hospital les dijo a sus familiares que era demasiado tarde para llevarla a otro lado. “Básicamente la dejaron morir sobre la mesa”, afirmó su hermana.

Los funcionarios dominicanos realizaron una autopsia que encontró que la causa de la muerte fue una insuficiencia renal. Pero la familia no supo qué la había provocado, y ante los nuevos reportes han decidido llamar la atención de las autoridades.

Su preocupación coincide con otros dos casos de 2018 reportados en la últimas horas y confirmados por el Departamento de Estado, según Fox News.

Se trata de Chris Palmer, un veterano del Ejército de Kansas de 41 años que falleció el 18 de abril de 2018; y Barbara Diane Maser-Mitchell, enfermera jubilada de 69 años de Pensilvania, fallecida el 17 de septiembre de 2016.

Palmer y Maser-Mitchell murieron de ataques al corazón en Punta Cana, según determinaciones oficiales de las autoridades dominicanas.