Concejo Municipal propone nuevas reglas para venta de medallones de taxis

La Comisión de Transporte trata de dar forma a un sistema más transparente sobre las licencias para los autos amarillos para evitar estafas y especulación
Concejo Municipal propone nuevas reglas para venta de medallones de taxis
El taxistas Nino Hervias asistió a la audiencia del ComitŽé de Transporte.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Si para finales de este mes el peruano Nino Hervias no logra ganar el dinero suficiente para pagar la cuota correspondiente a su “medallón”, que es el permiso oficial para conducir los icónicos taxis amarillos de la Gran Manzana, podría convertirse en uno de los miles de conductores que diariamente se encuentran al borde de la ruina, ante lo que considera la “competencia desleal” de los servicios como Uber y Lift.

Puedo perder hasta mi casa, luego de servir a Nueva York por 35 años, pensando que invirtiendo en un medallón alcanzaría el sueño americano”, dijo Hervias quien considera que desde que estallaron las denuncias por las estafas con la venta de nuevas licencias y se iniciaron los controles a las empresas de transporte por apps, “nada ha cambiado en la situación de nosotros los taxistas. Todo es igual y peor. Bienvenidas las nuevas regulaciones, pero creo de nada servirán”.

El relato de este inmigrante, es similar al de cientos de conductores que asistieron este lunes a una audiencia pública convocada por el Comité de Transporte del Concejo Municipal, la cual tuvo como propósito escuchar de la voz de representantes de la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC), su versión acerca de las razones del descalabro que causó el desplome de los precios de los medallones y seguir afinando las medidas que se están asumiendo para proteger a los taxistas amillos.

“Este es otro paso para garantizar que la TLC esté supervisando adecuadamente la industria y lograr que los malos actores no puedan ingresar más a este mercado. Como Ciudad, deberíamos haber hecho más para garantizar que nuestros conductores de taxis amarillos, estuvieran protegidos”, expresó Ydanis Rodríguez , presidente del Comité de Transporte.

El concejal de origen dominicano agregó que se deben encontrar las vías para responsabilizar a los causantes de esta crisis financiera que “no fue casual”.

En 2018, la Unidad de Supervisión e Investigación del Concejo (OUI) abrió una investigación sobre todo el proceso generado con la venta, reventa, transferencia y concesión de medallones, en el cual actuaron intermediarios y toda una cadena -presuntamente especulativa-, que permitió que los precios de estas licencias se dispararan hasta por $1 millón de dólares. Hoy su valor en el mercado se ha desplomado, alcanza solamente los $200,000 dólares.

En la audiencia se discutió un paquete de leyes para obligar a la TLC a definir un sistema más transparente en la venta de los medallones y evitar que los nuevos taxistas puedan ser víctimas de estafas y especulación, además de abrir más espacios para ayudar a los miles de afectados.

Nuevos desafíos para TLC

Bill Heinzen, comisionado interino de TLC, quien testificó en la audiencia, aseguró que “bajo esta administración, la ciudad de Nueva York se ha convertido en un líder nacional en la regulación del transporte, a través de formas innovadoras para medir y controlar el impacto de las compañías de aplicaciones”.

El funcionario explicó que están abiertos a implementar nuevas regulaciones para recuperar la industria de los taxis amarillos. Heinzen recordó que aunque para 2014 ya Uber, Lyft y Juno habían comenzado a operar en la ciudad de Nueva York, su crecimiento inicial fue lento hasta 2015, mientras que el TLC carecía de la autoridad para limitar el número de estas licencias.

“Esa fue una importante victoria legal por la que la Ciudad luchó y ganó, y sin la cual los avances que hemos realizado juntos para regular los servicios por aplicaciones no hubiesen sido posibles”, expresó.

El Comisionado advirtió que la creciente competencia de servicios “vía pedido digital”, no fue la única causa de la disminución del valor de los medallones y que la Ciudad está atenta a nuevos desafíos para mejorar la calidad de vida de los conductores.

Pocas esperanzas entre taxistas

Bernardo Celerino, uno de los taxistas que seguían detalladamente la audiencia, comentó que todas estas medidas llegan demasiado tarde.

“No tengo expectativas de un cambio por ahora. Quien regula este sector no está tomando medidas, ni le interesa. Si esta industria sobrevive es gracias a los 250,000 pasajeros que todavía toman taxis amarillos. Quieren nuestra destrucción”, aseveró.

El inmigrante argentino recordó que cuando frenaron los permisos a Uber y a otros servicios que usan app en la Gran Manzana, dejaron un espacio de seis días, en donde ingresaron 30,000 solicitudes que todavía siguen procesando.

Bernardo Celerino: como taxista afectado no tengo mayor expectativa de cambio

5 puntos básicos de las propuestas de ley

  • Los corredores que vendan las licencias tendrán que proporcionar más información de fondo, incluidas sus huellas digitales.
  • Se propone revocar la capacidad de los corredores para realizar ventas, si tienen antecedentes penales.
  • Sería un requerimiento obligatorio que cada propietario individual o corporativo de una licencia o varias, ofrezcan balances claros y declaraciones financieras, ejecutadas bajo juramento en un formulario proporcionado por la TLC.
  • En caso que la compra o transferencia sea financiada en su totalidad o en parte por un préstamo, la TLC estaría obligada a revisar los términos detallados del préstamo y determinar qué puede esperar el posible comprador o cesionario.
  • Se propone la creación de la Oficina de Estabilidad Financiera, en colaboración con un Departamento de Investigación, que estaría obligado a monitorear y evaluar la estabilidad financiera de la industria de taxis a largo y corto plazo.