NY lanza cruzada para motivar participación en Censo 2020 tras fallo del Supremo

Más de 200 organizaciones que impusieron querellas contra la pregunta de la ciudadanía, ahora se moverán para vencer el miedo

La Fiscal Letitia James celebró el fallo de la Corte junto a más de 12 coaliciones de la Gran Manzana.
La Fiscal Letitia James celebró el fallo de la Corte junto a más de 12 coaliciones de la Gran Manzana.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Desde que el guatemalteco Pedro Gamboa llegó a Nueva York en 1974, ha sido testigo de cuatro censos nacionales. En medio de la incertidumbre que generó la intención de incluir una pregunta sobre la ciudadanía en el proceso pautado para 2020, se siente “feliz porque millones de personas podrán ser contadas como siempre, sin miedo”.

Para el centroamericano, quien celebraba este jueves en el Bajo Manhattan junto a funcionarios electos, instituciones gubernamentales, activistas y sindicatos de Nueva York, que la Corte Suprema haya frenado la controversial pregunta, no existen dudas de que “se están salvando millones de dólares de fondos federales para la calidad de vida, de quienes viven en la Gran Manzana”.

La Fiscal General del estado Letitia James, quien enfrentó judicialmente la intención del Departamento de Comercio federal de incluir la pregunta,  recalcó que si el fallo hubiera sido favorable para la Administración Trump, “había posibilidades de que Nueva York recibiera menos recursos”. Pero con la decisión en contra, según James, “se garantiza que el Censo 2020 siga siendo una herramienta clave para cumplir con la justicia y equidad”.

Durante una rueda de prensa en Foley Square, James, junto a activistas y líderes de organizaciones pro inmigrantes, reaccionaron a la decisión del Supremo y aseguraron que ahora Nueva York se enfocará en una cruzada para motivar la participación de la población, incluyendo aquellos neoyorquinos que no cuentan con un estatus migratorio.

El guatemalteco Pedro Gamboa: los innmigrantes deben conocer sus derechos y no esconderse.

Trump, sin tiempo

Angela Fernández, de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, explicó que “la Corte Suprema quitó hoy una barrera que nos estaba preocupando y es justamente el miedo. Este proceso definirá los fondos del estado y los representantes en el Congreso en los próximos 10 años. No iba a ser justo tener a millones de personas pagando impuestos y no ser contados”.

Fernández está convencida que el Gobierno federal no tendrá tiempo de justificar ante las cortes su intención, – haga lo que hagan- porque hay toda una serie de protocolos técnicos, como la impresión de los formatos para su distribución y aplicación que no pueden esperar.

Mayra Aldaz, directora de Alcance Comunitario de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York, quien con más de 200 grupos promovió una cruzada legal para impedir que la pregunta sobre ciudadanía fuese incluída en el censo, opinó que se trata de “una victoria para la comunidad hispana que hubiese sido una de las más afectadas. Hemos sido muy activos, desde el principio para presionar a las cortes, para enviar evidencias. La Corte Suprema demostró que está a favor de la Democracia”.

Otros activistas, como el presidente del Sindicato 32BJ, Héctor Figueroa, llamó a la cautela en los tiempos que están por venir, porque aunque consideran que es imposible que haya tiempo para incluir la pregunta en el conteo, “ahora hay que recomponer el daño. Tenemos que darle confianza y seguridad a la población para que participe”.

De acuerdo con los datos oficiales del Censo de Nueva York en el 2010 los cinco lugares más poblados de este Estado son la ciudad de Nueva York con 8,175,133; seguido de Buffalo con 261,310; Rochester con un total de 210,565 y Yonkers con una totalidad de habitantes de 195,976