Gemela hispana culpó a su hermana antes de morir en posible triángulo amoroso

La joven de 27 años fue acusada de homicidio agravado en Nueva Jersey
Gemela hispana culpó a su hermana antes de morir en posible triángulo amoroso
Amanda (arriba) y su hermana Anna Ramírez (abajo), horas antes del crimen
Foto: FACEBOOK

Anna Marie Ramírez gritó: “¡Amanda, me apuñalaste!” antes de morir desangrada la madrugada del sábado en una pelea en su hogar de Nueva Jersey.

Así lo afirmó ayer el juez de la Corte Superior del Condado Camden, Edward McBride, citando la declaración de un testigo a la policía.

El testigo no identificado también escuchó a Amanda Ramírez amenazar a su gemela Anna Marie poco antes de la tragedia familiar en los apartamentos de vivienda popular “Centennial Village” en Camden, alrededor de las 5:40 a.m. del sábado, dijo McBride en la corte.

“¡Mira lo que haré!”, dijo Amanda supuestamente antes de entrar al edificio para agarrar un cuchillo de cocina grande.

El testigo, que vive en un piso superior en el mismo edificio que la familia Ramírez, escuchó la amenaza mientras observaba desde una ventana y bajó las escaleras, llegando afuera justo después de que apuñalaran a Anna Marie, señaló el juez McBride.

La poderosa evidencia fue revelada durante una audiencia en la que a Amanda le fue negada la libertad bajo fianza. Desde el sábado ha estado detenida y acusada de homicidio agravado en el asesinato de su gemela.

El fiscal Peter Gallagher también entregó ayer una foto del cuchillo que Amanda supuestamente hundió en el lado izquierdo del pecho de Anna Marie.

Amanda se echó a llorar cuando entró en la sala del tribunal y vio a casi 20 amigos y familiares, incluida su madre, sentada en la galería. La joven no habló en el tribunal y pasó la mayor parte de la sesión sollozando en la mesa de la defensa con el rostro hundido en el hombro izquierdo.

Un “triángulo amoroso” está siendo observado como el motivo de la pelea entre las hermanas, dijo su tía Blanca Class al New York Times. “Fueron a una fiesta, volvieron a casa, estaban bebiendo, discutían sobre un novio”, afirmó.

Cuando llegaron al edificio había un hombre con ellos, informó New York Post, citando una vecina menor de edad.

La acusada tiene un antecedente judicial por un caso sellado cuyos detalles no han sido difundidos. Según la policía, ha dado versiones contradictorias sobre lo sucedido el sábado, incluyendo que actuó en defensa propia porque era su hermana quien la quería apuñalar.