El misterio del traslado a El Salvador de padre e hija muertos en el río Bravo

Nadie sabe cuándo los cuerpos llegarán y el por qué de la tardanza

El momento en que arribarán a El Salvador los cuerpos de Óscar Martínez y su pequeña hija Valeria, procedentes de México, no ha sido dado a conocer de manera pública.

La información sobre la repatriación de los salvadoreños se mantiene hermética, tanto de parte de las autoridades salvadoreñas como de la familia.

Cerca del mediodía del viernes, la cancillería salvadoreña giró una convocatoria a los medios de comunicación para dar información sobre el mecanismo de asistencia consular y humanitaria durante el proceso de repatriación. Según esto, estaba programado para la 1 p.m.  en el aeropuerto internacional Óscar Arnulfo Romero. Sin embargo, el encargado de la oficina de Comunicaciones de la Presidencia aclaró después que la convocatoria sería a las 2 p.m.  y que no habrá espacio para que los periodistas realicen preguntas.

Quien daría las declaraciones sería Mauricio Cabrera, quien es viceministro para los salvadoreños en el exterior. Él es quien recibirá a los familiares de los salvadoreños ahogados en el río Bravo.

Se había especulado en principio que los cuerpos de Óscar y Valeria llegarían durante la noche del jueves al aeropuerto Internacional en El Salvador, luego que el traslado iniciara cerca de las 2 p.m. en Tamaulipas. Un periódico mexicano informó el jueves que los salvadoreños irían durante tres horas en una carroza fúnebre hasta Monterrey (Nuevo León) desde donde serían repatriados.

La tragedia ha sido seguida de cerca por varios países y en El Salvador varios medios de comunicación nacionales e internacionales se mantienen prestos en el aeropuerto a la espera del arribo de Óscar y Valeria, desde anoche.

La espera continuaba ayer sin que la cancillería salvadoreña diera información oficial al respecto. El jueves, la embajada de México en El Salvador dijo que había vuelos atrasados mientras que Rosa Ramírez, madre de Óscar, aseguró que no les habían comunicado detalles de la repatriación.  La familia no habló ayer con los medios. Quieren privacidad durante el dolor que atraviesan tras la pérdida de sus seres queridos.

De manera extraoficial, una fuente de la cancillería salvadoreña dijo que Tania, esposa de Óscar y madre de Valeria, posiblemente sí regresa este viernes pero los cuerpos podrían arribar hasta el sábado por la tarde al suelo cuscatleco.

Óscar y Valeria serán sepultados en el parque memorial San Romero del cementerio La Bermeja en San Salvador. Los preparativos para realizar su funeral ya iniciaron en el lugar con la abertura de las tumbas donde descansarán sus restos. Los medios de comunicación tampoco tendrán acceso a este lugar.

(Por Beatriz Calderón y Mariana Arévalo, de Prensa Gráfica)