Dos inmigrantes hispanos más murieron en la frontera: una joven y un hombre

En el último mes se han reportado al menos 10 indocumentados fallecidos en el borde sur con México

Dos inmigrantes hispanos más murieron en la frontera: una joven y un hombre
Desierto fronterizo entre Arizona y México
Foto: David McNew/Getty Images

Victoria Méndez, una joven migrante guatemalteca de 21 años, murió en el desierto de Arizona por deshidratación, indicó ayer una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

También en EEUU, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dio cuenta este viernes de la muerte en la frontera de Arizona de un indocumentado originario de Nicaragua, de 52 años de edad que formaba parte de un grupo de 36 migrantes.

De acuerdo a la Cancillería de Guatemala, la Patrulla Fronteriza estadounidense confirmó que el pasado 14 de junio,  un hombre se acercó para informar que Méndez, su pareja, había muerto en medio del desierto de Arizona.

Los agentes federales auxiliaron al hombre y luego recogieron el cuerpo de la fallecida, que fue llevado a la morgue de Tucson y el domingo será repatriada a Guatemala, a donde llegará su marido hoy sábado.

El número de migrantes guatemaltecos deportados desde Estados Unidos en los primeros seis meses de 2019 aumentó 13.92% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se batió la cifra récord de retornados.

Adicionalmente, el inmigrante de Nicaragua falleció ayer después de ser transportado de emergencia a un hospital local, informó la agencia federal en un comunicado de prensa, sin detallar la causa del deceso.

El hombre formaba parte de un grupo de 36 personas, todos provenientes de Centroamérica, que se entregaron voluntariamente a la Patrulla Fronteriza al oeste de Sababe, en la frontera de Arizona, y luego fueron procesados en la estación de esta agencia federal en Tucson.

“Los agentes de la Patrulla Fronteriza y del Servicio Médico de Emergencia trataron de revivir al hombre después de que sufrió una aflicción medica, pero no tuvieron éxito”, dijo CBP en el comunicado.

En el último mes se han reportado la muerte de por lo menos 10 inmigrantes indocumentados en la frontera de Arizona, Nuevo México y Texas.

Entre ellos figura una mujer y tres niños, cuyos cuerpos fueron hallados en la línea limítrofe de Nuevo México, así como una niña de siete años proveniente de India que murió en Arizona.

De igual modo, figuran el salvadoreño Óscar Alberto Martínez, de 25 años, y su hija Valeria, de 23 meses de edad, cuya imagen flotando boca abajo en la orilla del lado mexicano del río Bravo se convirtió en el símbolo de una crisis humanitaria que empeora día a día.

De acuerdo a cifras de CBP, durante el año fiscal 2018, que terminó en septiembre del año pasado, murieron 283 inmigrantes indocumentados a lo largo de la frontera entre EEUU y México, 96 de ellas en el sector del Valle del Río Grande (Texas).