Fallece Héctor Figueroa, líder del sindicato 32BJ

El puertorriqueño fue uno de los luchadores por los derechos de los trabajadores más significativos en Nueva York
Fallece Héctor Figueroa, líder del sindicato 32BJ
Héctor Figueroa presidente de la 32BJ SEIU.
Foto: El Diario

El líder sindical Héctor Figueroa falleció el jueves por la noche en la ciudad de Nueva York. Al puertorriqueño la muerte le llegó de repente y este viernes en el sindicato que presidía, el 32BJ Service Employees International Union, se daba cuenta de la noticia “con tristeza abrumadora y un peso tremendo en el corazón”.

Figueroa, nacido en Ponce, Puerto Rico y quien tenía 57 años, estaba casado y tenía dos hijos.

Desde el sindicato se indicó que esta es “una pérdida devastadora” para quienes han trabajado con él, para los trabajadores y los que sentían su preocupación personal por los miembros de esta Union.

Las sentidas notas de condolencia llegaron casi a los pocos minutos de que se conociera la noticia.

Políticos que han emprendido luchas laborales junto a Figueroa, participado en marchas con él y que, a veces, no se han alineado con sus posturas reconocían su fallecimiento como “la pérdida de un gigante” para Nueva York.

Esas fueron, de hecho, las primeras palabras de la fiscal general del estado Letitia James, quien reconoció su trayectoria sindical como la de un luchador “y un héroe de la gente”, además de recordar su integridad, compasión y amabilidad. La Fiscal dijo estar “profundamente apenada” por la pérdida de un hombre con que ha dedicado su vida a dar poder y ayudar a la gente.

“Nueva York es un poco más oscura hoy”, dijo.

El alcalde Bill de Blasio dijo estar falto de palabras para describir lo que la muerte de Héctor “significa para los hombres y las mujeres del 32BJ SEIU, los trabajadores y el movimiento laboral”.

“Siempre fue la voz de la empatía, la convicción, los principios” dijo un alcalde que explicó que hay que trabaja “todos los días por la ciudad que Héctor sabía que podía ser”.

“Me ha roto el corazón saber que repentinamente ha fallecido Héctor Figueroa”, lamentaba Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York.

Luchador por los $15 la hora

Cuomo citó su lucha por la subida de los salarios mínimos a $15 la hora, derechos laborales, contra lo “asaltos antiamericanos a la comunidad inmigrante por parte de Trump” y su defensa de Puerto Rico. “Héctor fue un campeón de los trabajadores, las minorías, los pobres y los que no tienen voz”, explicaba Cuomo antes de despedirse “Si, se puede my friend”.

Su curriculo con las iniciativas para elevar el salario mínimo, el derecho a la organización laboral y las protecciones a los trabajadores también fueron recordados por el contralor de la ciudad, Scott Stringer, quien dijo que su legado seguirá siendo “una inspiración para que todos luchemos más por la equidad y la justicia para todos”.

Entre tanto, el presidente de la Asamblea estatal Carl Heastie, y la líder del senado, Andrea Stewart-Cousins, recordaron su liderazgo progresista, la lucha por derechos de inmigrantes, protección medioambiental y justicia social económica y racial.

“Una de las cosas que más he admirado de Héctor es que no le importaba si uno era miembro del 32BJ o no. Si eras un trabajador que necesitabas ayuda, Héctor estaba de tu parte”, recordaba también el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson. “Le hemos perdido demasiado pronto”, lamentaba.

La secretaria de Estado, Rossana Rosado, explicaba que para millones de de neoyorquinos “Héctor se convirtió en la cara y la voz del movimiento laboral” además de agradecerle su trabajo para asegurar la elaboración de un censo justo en el estado y su abogacía por los derechos de los inmigrantes.

Las condolencias a su esposa Deidre, y a sus hijos Eric y Elena se hicieron extensivas a los apenados miembros del sindicato.

Figueroa fue una figura relevante en el movimiento sindical tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos donde llegó en 1982. Estudió económicas y mantuvo el activismo con el que se destacó en su lucha por los derechos de los maestros como su padres. Ingresó en el sindicato de trabajaodres textiles (ahora Workers United) en 1990 y fue uno de los organizadores de las protestas contra el Nafta. En 2000 fue elegido tesorero del 32BJ, puesto desde el que puso en marcha departamentos de investigación y políticas.

En 2012 llego a la presidencia de este sindicato nacional con más de 163,000 miembros — trabajadores de servicios en propiedades, oficiales de seguridad, porteros, trabajadores en mantenimiento, entre otros– de los cuales casi la mitad están en Nueva York.

Uno de los abogados de la reforma de las leyes de inmigración, Figueroa convirtió al sindicato en un referente político a nivel nacional y sobre todo en Nueva York.

Algunas de sus posiciones le pusieron del lado contrario de quienes eran sus aliados en otros momentos. Figueroa puso el peso de la fuerza sindical tras el llamado a subir el salario mínimo a $15 la hora pero también tuvo una postra crítica en algunas de las causas más progresistas como la nueva ley de rentas por los efectos que tendrán en los trabajadores de edificios y de contratistas la imposibilidad de pasar los gastos de arreglos y mantenimientos de apartamentos.

En el caso de la llegada de Amazon a Queens, Figueroa defendió el establecimiento de la sede en Long Island City. En una nota de opinión en The Daily News explicaba que valoraba los empleos directos e indirectos y aunque le parecían altos los incentivos fiscales creía que compensaban, máxime cuando estas ventajas impositivas no eran un dinero que se sacara de fondos existentes.