El subway falla en plena emergencia de calor

Los retrasos duraron más de una hora el viernes

Las líneas 1,2,3,4,5 y 6 además del shuttle de Times Sq. registraron fuertes retrasos./Archivo
Las líneas 1,2,3,4,5 y 6 además del shuttle de Times Sq. registraron fuertes retrasos./Archivo
Foto: Spencer Platt / Getty Images

En plena emergencia por calor y hora de salida de los centros de trabajo los neoyorquinos que quisieron tomar las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6 además del shuttle de Times Square se encontraron con la desagradable sorpresa de tener que esperar en estaciones abarrotados y trenes parados debido a un problema de la red de comunicaciones.

Los paros de casi una hora fueron duros no solo para quienes llenaban los trenes que se quedaron en los túneles entre estaciones sino también para quienes esperaban en estaciones sin aire acondicionado. Algunos trenes tampoco tenían alivio suficiente para el calor.

Las fotos en medios sociales mostraban paradas llenas de gente a distintas alturas de las líneas.

Todos los líderes públicos de la ciudad denunciaron la situación y cargaron contra la MTA. El alcalde Bill de Blasio calificó la situación de “inaceptable” con palabras mayúsculas. “Sabíamos del peligro de estas temperaturas desde hace días”, aseguró el alcalde después de decir que la MTA debe una explicación a cada uno de los neoyorquinos por esto.

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

En términos semejantes se expresó el presidente del concejo, Corey Johnson, que dijo esperar un informe de la MTA para entender cómo ha podido pasar esto durante una emergencia de calor cuando se le ha animado a la gente para que use los medios de transporte públicos.

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

El contralor, Scot Stringer, que criticó la situación en la prisión de Rikers por la falta de preparación para las altas temperaturas también usó la plataforma de Twitter para expresar su estupor por la situación en el metro.

https://platform.twitter.com/widgets.js

“Los andenes están hirviendo”, denunció.

Ciertamente, así lo sentían muchos de los neoyorquinos que daban por terminada su jornada laboral para empezar un fin de semana de fuerte calor.

https://platform.twitter.com/widgets.js

A las 7.15, después de algo más de una hora con las líneas paradas, algunos de los trenes se empezaron a mover aunque para entonces muchos de los afectados estaban en autobuses en los que casi no cabía nadie más y con poco aire acondicionado. Al cierre de esta nota no estaba normalizado el servicio.

Para muchos de los usuarios fue algo más de una hora de calor que les recuerda el delicado estado del transporte en la ciudad.