Alertan que por falta de internet neoyorquinos no serán contados en el Censo

Un reporte del Contralor municipal asegura que miles en las comunidades de color no tendrán acceso al cuestionario online
Alertan que por falta de internet neoyorquinos no serán contados en el Censo
El contralor Scott Stringer presenta su informe junto al congresista Adriano Espaillat y la senadora estatal Jessica Ramos.
Foto: Contraloría / Susan Watts

Por meses se alertó que la pregunta sobre la ciudadanía que pretendía incluir la Administración Trump en el Censo del 2020 provocaría que miles de inmigrantes no fueran contados, pero ahora que esa posibilidad se disipó, hay otra realidad que también amenaza con causar que muchos neoyorquinos de comunidades de color no participen: la falta de internet.

Así se advierte en un reporte que el contralor municipal Scott Stringer presentó este martes, en el cual se afirma que debido a que el próximo conteo de la población se hará principalmente online, y a que un tercio de los hogares en algunos de los vecindarios de la Gran Manzana no cuentan con servicio de internet, miles no serán contados.

Según el reporte titulado ‘Censo y la Ciudad: Superando la brecha digital de la Ciudad de Nueva York en el Censo de 2020”, hay vecindarios en los cuales la situación es incluso peor, ya que hasta el 50% de los hogares no tienen acceso a tecnología. Algunas de las áreas más afectadas son el Lower East Side, Hunts Point, Kensington y Jamaica.

“Cuando se trata del Censo, la Administración de Trump ha mantenido un asalto total a las comunidades no blancas en un esfuerzo por intimidar a los inmigrantes para que sean invisibles. Y aunque han fracasado, ahora no podemos permitir que la brecha digital contribuya a los atroces esfuerzos del Presidente para subestimar a las comunidades de color y comprometer el Censo”, indicó el Contralor.

Y para evitar que eso ocurra,  Stringer exhortó a que se realice un amplio esfuerzo en la Gran Manzana para apoyar el conteo del Censo, y exigió que la Oficina del Censo proporcione formularios en papel a las comunidades que corren el riesgo de no ser contadas por no tener internet.

Además, la Contraloría advirtió que sin pasos concretos para llenar esa brecha digital, la Gran Manzana pone en juego cerca de $6,000 millones de dólares en ayuda federal anual vinculada al Censo, la cual fluye al Presupuesto de la Ciudad, y por eso afecta a todos, desde almuerzos escolares hasta asistencia de calefacción durante el invierno para neoyorquinos de bajos ingresos y fondos para la educación infantil temprana.

“Un recuento completo y preciso es esencial para que los neoyorquinos reciban los recursos que necesitan. Para muchos residentes, los programas esenciales en sus vidas están en peligro. Los datos son poder, razón por la cual (la Administración Trump) está duplicando sus esfuerzos para usar el conteo como una forma de contener a las comunidades marginadas. Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para asegurarnos que fallen”, agregó el Contralor.

El congresista por Nueva York Adriano Espaillat coincidió con Stringer de que el Censo es uno de los temas más importantes que enfrentamos mientras nos acercamos al 2020, ya que permitirá determinar tanto la cantidad de representantes en el Congreso federal como la financiación de proyectos importantes en todo el país. “Todas las voces son importantes y deben ser contadas, y estamos juntos para asegurarnos de que nuestra ciudad, nuestra comunidad y nuestras familias puedan opinar y que sus voces sean escuchadas”.

Entre tanto, la senadora estatal Jessica Ramos indicó que el nuevo informe de Stringer “muestra que la división digital en nuestra ciudad es profunda. La divulgación dirigida es absolutamente necesaria para garantizar que obtengamos un recuento completo y preciso. Debemos trabajar para asegurarnos que nuestras comunidades de inmigrantes y de bajos ingresos sepan que el censo está ocurriendo y comprendan la importancia de ser contados”.

Datos del reporte:

  • En los cinco condados, el 29% de los hogares (917,239 en total) carecen de acceso a Internet de banda ancha.
  • En muchas comunidades, más de un tercio de los hogares no tienen acceso a internet, entre ellos Chinatown y Lower East Side (50% sin acceso a internet de banda ancha), Hunts Point, Longwood & Melrose (48%), Borough Park, Kensington & Ocean Parkway (46%), Morris Heights, Fordham South y Mount Hope (44%), Belmont, Crotona Park East y East Tremont (43%) y Jamaica, Hollis y St. Albans (43%).
  • 17 vecindarios de la ciudad (de un total de 55) tienen una proporción más alta que el promedio de hogares sin acceso a internet de banda ancha y registraron una tasa de respuesta más baja que el promedio del Censo del 2010.
  • Entre los hogares que carecen de acceso a internet de banda ancha, aproximadamente 352,000 hogares pagan por un plan de datos móviles para un teléfono inteligente u otro dispositivo móvil. Si bien estos hogares podrán completar el Censo de 2020 en su dispositivo móvil, las investigaciones anteriores sobre las encuestas del Censo móvil sugieren que probablemente experimentarán más dificultades para completar la encuesta con éxito