Líderes neoyorquinos ratifican apoyo a Puerto Rico

Tras los sucesos que culminaron con la renuncia del gobernador, piden una transición ordenada y rápida

NUEVA YORK.- En Nueva York, líderes sindicales y funcionarios elegidos se congratularon con el éxito de las protestas que se tomaron las calles de varías ciudades del país y de San Juan, que llevaron a la renuncia del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

Kyle Bragg, presidente del sindicato 32BJ SEIU, destacó que la renuncia del gobernador Rosselló es una victoria para el pueblo de Puerto Rico y una demostración de su poder al unirse en manifestaciones sin precedentes, que mostraron al mundo cómo se construye la democracia.

“Para nosotros en la 32BJ, este es un momento especialmente feliz y triste a la vez, ya que sucede a pocas horas de que nos reuniéramos para celebrar la vida de nuestro difunto líder, mi hermano Héctor Figueroa, quien nunca titubeó en su compromiso de luchar por un futuro justo para todos los puertorriqueños. Llevaremos su ejemplo al tiempo que apoyamos a nuestros hermanos y hermanas dentro y fuera de la isla mientras trabajan juntos para la reconstrucción”, agregó Bragg.

En una declaración escrita remitida a los medios, el presidente del condado de Brooklyn, Eric L. Adams, subrayó que el pueblo de Puerto Rico ha hablado. El gobernador Rosselló ha hecho lo correcto al renunciar a su cargo.

“Los puertorriqueños han demostrado el poder de la acción colectiva para tomar el control de su destino político, y merecen el tipo de liderazgo que lucha en su favor y defiende sus derechos.  Las conmociones del pasado no pueden y no predeterminarán el futuro de Puerto Rico. Continuaremos reconstruyendo de la devastación causada por el huracán María. Nuestra ciudad siempre estará al lado de Puerto Rico, hombro con hombro”,  agregó Adams.

En esa línea también se pronunció el Contralor de la Ciudad, Scott M. Stringer.

“Cuando el gobierno da la espalda a la gente, cuando el gobierno atiende a los compinches a expensas de los ciudadanos, y cuando el gobierno se burla y denigra a los grupos marginados, la gente debe levantarse. Eso es exactamente lo que vimos de los puertorriqueños que exigían la rendición de cuentas por las traiciones del gobernador Rosselló a la confianza pública”, destacó el contralor.

Stringer hizo notar que ahora que el gobernador Rosselló ha renunciado, el Consejo de Supervisión Financiera y Administración debe salir con él.

El congresista José E. Serrano, que representa al Distrito 15 de Nueva York resumió que los puertorriqueños han exigido responsabilidad y respeto de sus líderes.

“Los eventos en las últimas semanas solo dificultarán las cosas a nivel federal en el futuro, pero estoy seguro de que juntos, la isla puede encontrar formas de superar estos desafíos. Como el miembro con más años en servicio en el Congreso de ascendencia puertorriqueña, continuaré luchando en nombre de la gente de Puerto Rico, como lo he hecho a lo largo de mi carrera”, dijo Serrano, nacido en Mayagüez.

Entre tanto el senador neoyorquino  Charles Schumer comentó que lo más importante ahora es que haya una transición rápida y ordenada del poder, para que los conciudadanos de la isla puedan pasar la página de este difícil capítulo y seguir adelante.

“Pase lo que pase, debemos apoyar a la gente de Puerto Rico. La isla está todavía muy lejos de la recuperación tras la devastación de los huracanes recientes. Es esencial que la economía local continúe recuperándose y que los servicios básicos prestados por el gobierno continúen sin interrupciones mientras prosigue el proceso. Cuando un nuevo gobernador entre en la oficina, haremos lo que sea necesario para garantizar que la gente de Puerto Rico reciba la ayuda y el apoyo que necesita”, insistió Schumer.