“Mission Ceviche” cumplida

Luego de hacerse un nombre desde un par de pequeños puestos de mercado, el chef José Luis Chávez abrió su primer restaurante

El chef José Luis Chávez tenía un sueño, que asegura no lo dejaba dormir tranquilo, y con suerte y mucho esfuerzo dicho sueño se acaba de hacer realidad, ya que recientemente en una esquina del Upper East Side abrió las puertas el primer Mission Ceviche Restaurant & Bar.

Chávez, quien nació en Venezuela pero estudió cocina en Perú, de donde proviene su padre, comenzó a hacerse un nombre en el mundo gastronómico de la ciudad desde un pequeño puesto en el Gasenvoort Market, ubicado en el Meatpacking District de Manhattan,  de la mano de su socio, el francés Brice Mastroluca.

“Hacemos entre 300 a 350 ceviches diarios. La gente nos recibió muy bien”, cuenta Chávez sobre el local estilo fast casual creado en 2016 y que  se enfoca en utilizar ingredientes frescos para preparar una versión moderna de los platos del Perú.

Desde allí las ganas de compartir su comida se fue haciendo más grande, y hace un año y medio, se expandieron hasta el Canal Street Market, donde también los ceviches se venden en gran cantidad.

También los postres son una delicia en Mission Ceviche.

Pero para Chávez y Mastroluca no era suficiente, ambos querían más, a pesar de las advertencias sobre los altos alquileres y los muchos riesgos que implica abrir un restaurante en Nueva York, que le hicieron amigos y compañeros de la industria.

“No me sacaba la idea de la cabeza y hace más o menos un año empezamos a trabajar en el proyecto, buscando los socios, consiguiendo el local, el personal, organizando toda la logística, la construcción, los permisos”, cuenta.

Y desde el pasado 18 de junio, Mission Ceviche ya no es sólo el nombre de un par de pequeños puestos de mercado sino también un moderno restaurante de comida peruana, ubicado en la Segunda Avenida, entre las calles 72 y 73 de Manhattan.

“No hemos tocado ciertos platos que se han hecho representantes de nuestra marca, como son el ceviche clásico de pescado y ceviche mixto de mariscos, pero el resto del menú es nuestra interpretación de todas las experiencias culinarias que he vivido en Perú,  Nueva York y Francia”, explica Chávez.

Los platos están diseñado para ser compartidos, estilo tapas, y Chávez guía a los clientes haciendo una transición de frío a cáliente, en una explosión de sabores, texturas y sensaciones.

Brice Mastroluca (izq.) y el chef José Luis Chávez, a la derecha.

“Es una cocina libre con base en la cocina peruana, que son mis raíces. Pero así como consigues un ceviche clásico de pescado con rocoto, como se come en Lima, también vas a conseguir uno de shitake, que son hongos japoneses frescos, con una leche de tigre convertida en nieve hecha con nitrógeno líquido”, dice el chef.

Además de los ceviches, Chávez destaca del menú los anticuchos, que tradicionalmente se hacen de corazón de res pero que él ofrece de camarones y de pulpo, “porque el secreto está en la marinada”. Versiones modernas  de tiraditos de salmón y atún también forman parte de la oferta, así como el ají de gallina y el arroz con mariscos.

“Mi filosofía es que la cocina tiene que ser libre, es interpretación. Cada plato, cada ingrediente tiene un momento”, agrega el cocinero sobre su propuesta culinaria, que ya está conquistando al variado público de ese vecindario de la ciudad.”Tenemos gente esperando todos los días”.

Y los sueños de Chávez y Mastroluca no se detienen. En noviembre abrirán otro puesto, en un centro comercial de Connecticut, para seguir la expansión de una marca sinónimo de buena comida peruana.

“Queremos llevar el modelo a varias partes de la ciudad, de otros estados y, por qué no, a otros países”, concluye Chávez.

Mission Ceviche está ubicado en el 1400 2nd Ave, New York, NY 10021. https://missionceviche.com/menu/