Latino busca explicación médica por haber olvidado a sus gemelos, muertos de calor en su auto en NYC

Su laguna mental pudo haber causado la tragedia familiar pocas veces vista

Latino busca explicación médica por haber olvidado a sus gemelos, muertos de calor en su auto en NYC
Juan Rodríguez lloró ante la jueza
Foto: captura abc news

Juan Rodríguez (39) sobrevivió a la guerra de Irak, pero nada se compara con la pesadilla que está viviendo desde la tarde del viernes, cuando descubrió que un “descuido” suyo había acabado con la vida de sus gemelos de un año de edad, asados de calor tras ser olvidados dentro de su auto en el estacionamiento del hospital donde trabaja en El Bronx (NYC).

Desde entonces Rodríguez ha estado tratando de comprender cómo pudo dejado a su hijo mayor de 4 años en su guardería y haber olvidado hacer lo propio con los gemelos en su otro centro de cuidado. Y, peor aún, cómo pasó 8 horas en el trabajo sin recordar que los bebés estaban encerrados en su auto.

Algunos se preguntan si esa “laguna mental” no es consecuencia de su experiencia militar. De hecho, en el Hospital “James J. Peters VA” en Kingsbridge labora como trabajador social ayudando a otros ex combatientes sin hogar y enfermos.

El sábado quedó en libertad bajo fianza, con cargos de homicidio involuntario.

Angustiado, le dijo a un amigo cercano que creía que había dejado a los niños en su guardería, a pesar de que no lo había hecho. “No podía explicarlo”, dijo el amigo Alfredo Angueira. “En su mente los dejó”.

El domingo, Rodríguez llamó a David Diamond, un profesor de psicología en Florida que estudia por qué los padres pueden olvidar a sus hijos en los automóviles.

Rodríguez no podía entender su propio lapso de memoria. “Pensó que era la única persona que había hecho” algo así, dijo el Dr. Diamond en una entrevista a The New York Times.

El Dr. Diamond le aclaró a Rodríguez que cientos de otros padres también han dejado a sus hijos en autos calientes, con resultados igualmente trágicos. Le ha sucedido a médicos, contadores, maestros.

Desde 1998, alrededor de 440 niños en todo el país han muerto de golpes de calor después de ser olvidados en automóviles, generalmente no por falta de amor, sino por cómo funciona la memoria humana, dijo Diamond.

“Creo que esto lo ha ayudado en su momento de duelo”, dijo, “para comprender cómo es posible que pudo haber hecho eso”.

Rodríguez no ha hablado públicamente, pero los comentarios de Angueira y el Dr. Diamond ofrecieron las primeras ideas sobre cómo está lidiando con la devastadora realidad de haber dejado morir a sus hijos.

Rodríguez, quien vive en el condado Rockland (NY), al salir del trabajo regresó al auto a las 4 p.m. Sólo se dio cuenta de que los bebés estaban dentro después de que comenzó a manejar unas cuadras, afirmó.

“¡Mis bebés están muertos! ¡Maté a mis bebés!”, gritó al descubrirlos muertos y con espuma en la boca.

Su esposa, Marissa A. Rodríguez ha estado a su lado, afirmando que fue un accidente horrible. El domingo dijo en un comunicado que las muertes de sus bebés Luna y Phoenix han sido “mi peor pesadilla”.