Estadistas cristianos hacen el ridículo en manifestación para que gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló se quede

Los presentes en el Centro de Convenciones de San Juan se han convertido en el hazmerreír en redes como Facebook por varias razones…

Casi una semana después de que el renunciante gobernador Ricardo Rosselló anunciara su dimisión al cargo en medio de protestas masivas en su contra, un grupo de estadistas se congregó la tarde del martes en el exterior del Centro de Convenciones de San Juan en oración para que “Ricky se quede”.

Fotomontaje comparativo de los manifestantes a favor y en contra de la estancia de Rosselló. (Facebook)

Entre ataques a la prensa y clamor a Dios para que intervenga a última hora por Rosselló, los presentes argumentaron, entre otras cosas, que el gobernador (hasta este viernes) debe permanecer en el puesto hasta el 2020 porque fue electo en comicios.

La convocatoria, que fue supuestamente lanzada por la primera dama Beatriz Rosselló, llamó la atención, no solo por la limitada asistencia; sino por los argumentos poco convincentes de los manifestantes y hastas por los errores de oratoria de varios de ellos.

Por ejemplo, una de las presentes se ha convertido en un meme en redes como Facebook al indicar que el miembro del Partido Nuevo Progresista debe permanecer en su silla porque fue “elesto” (electo) por el pueblo. Otra dijo que Rosselló es una “vistima” (víctima) de sus opositores.

 

Otra simpatizante de Rosselló no supo que contestar cuando un periodista que cubría la movilización le cuestionó una parte del controvertido chat de Telegram que encabeza el gobernador en el que éste sindica que “cogemos de pendej** hasta a las nuestros”, en referencia a los de su partido.

Otra mujer que se encontraba cerca, respondió: “El no especificó qué pendej** eran”.

 

Aunque en solo una de las manifestaciones antes de la salida del mandatario, realizada el 22 de julio, acudieron casi 1 millón de personas al Expreso Las Américas, algunos presentes en la convocatoria de ayer tildaban de “terroristas” a los boricuas que lograron sacar a Rosselló de la posición.