La travesura de algún “gracioso” la dejó sin pelo

Una chica denunció en Facebook el mal momento que está viviendo por culpa de algún bromista que manipuló una botella de acondicionador
La travesura de algún “gracioso” la dejó sin pelo
Compró un acondicionador sin imaginarse que había sido manipulado.
Foto: Especial

Hace unos días se hicieron virales varios videos que mostraban a jóvenes abriendo botes de helado en los supermercados para lamerlos y posteriormente, volverlos a dejar dentro de los congeladores, lo cual encendió los focos rojos de consumidores, productores y distribuidores.

Siguiendo esta línea, una mujer de Winconsin llamada Taffy Jo Timm publicó en Facebook las terribles consecuencias que le dejó a su hija el que algún gracioso combinara acondicionador para cabello con crema depilatoria en un supermercado.

Resulta ser que la hija de Taffy compró una botella del acondicionador que siempre usa y lo aplicó en su cabello como suele hacerlo, pero luego de 10 minutos de dejarlo reposar, notó que perdía mechones de pelo.

“Ashley dejó que el acondicionador reposara durante 10 minutos mientras ella terminaba de bañarse. Cuando salió de la ducha, se dio cuenta de que su cabello tenía un olor desagradable, así que volvió a entrar en la ducha y comenzó a lavarla nuevamente. En este punto, el cabello de Ashley comenzó a caerse en grandes mechones. Creemos que el acondicionador fue manipulado y alguien le puso algún tipo de crema depiladora química adentro”, publicó la madre en Facebook.

En otra publicación en Facebook, la misma Ashley contó que luego de usar el producto, acudió a urgencias para checar que no sufriera algún tipo de quemadura, lo cual quedó descartado. A la chica no le quedó de otra más que raparse.

“Mi cabello finalmente me gustaba y ahora se ha ido. Las imágenes no le hacen justicia ni muestran el 100% del daño que me ha causado. Me duele mucho el corazón. Ni siquiera tengo palabras para decirle a alguien, ya que no puedo decir nada, pero me duele y me da miedo. Mi única intención es compartir esto para evitar que le pase a alguien más. Revise sus botellas donde sea que las obtenga, ya no se puede confiar en nada”, explicó Ashley.

Ahora, ella y su madre han abierto una página en GoFundMe para recabar fondos y así poder comprarse unas pelucas.