Advierten crisis económica en Estados Unidos, aunque Trump no quiera verla

La confianza de inversionistas a la baja y grandes pérdidas en Wall Street
Advierten crisis económica en Estados Unidos, aunque Trump no quiera verla
El presidente Trump a presumido la fortaleza económica de EEUU, pero eso podría cambiar.
Foto: Drew Angerer/Getty Images

Estados Unidos se perfila a una crisis económica, aunque el presidente Donald Trump no vea –o no reconozca– las señales, advirtieron expertos luego de que las acciones se desplomaron este miércoles.

Según analistas esto ocurre después de que la curva de rendimiento invertida, uno de los indicadores más confiables de una recesión, provocara una nueva ola de temores de los inversionistas, lo cual “borra” la brecha de corta duración de la flexibilización comercial, indicó The Washington Post.

“La curva de la nota del Tesoro a 3 meses a 10 años se ha invertido durante semanas y con la inversión de la curva de 2 años a 10 años. Las estrellas están alineadas a través de la curva de que la economía se dirige hacia una gran caída”, advirtió Chris Rupkey, economista financiero jefe de MUFG Union Bank.

Apunto que este indicador es claro ejemplo de que los inversores enfrentan problemas en el mercado y están siendo más cautelosos, lo que ha desacelerado la economía y la perfila a una crisis, considerando que el escenario es similar a lo ocurrido en 2007 y desatando la gran recesión de 2008.

Los expertos señalan que los rendimientos de los bonos estadounidenses a corto plazo eclipsaron los de los bonos a largo plazo, lo que desató la desconfianza de inversionistas, un fenómeno que ha precedido a las crisis de los últimos 50 años.

“Las curvas de rendimiento son todas de ‘madera gruesa’, por lo que una recesión es casi una realidad“, acotó Rupkey.

Aunque el presidente Trump ha presumido la fortaleza de la economía, la creación de más empleos que nunca –muchos de ellos de bajos ingresos–, los inversionistas, bancos y empresas toman los escenarios con precaución y comenzaron a tomar algunas acciones para amortiguar el golpe, pero no parece ser suficiente.

Wall Street abrió este miércoles en rojo, arrastrado por la caída de la rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años por debajo de la de los títulos a 2 años.

El Dow Jones cedía un 1.41 % o 371.36 puntos, hasta 25,908,55, moderando un recorte que minutos antes llegó a 430 puntos media hora después del inicio de la sesión en la Bolsa de Nueva York.

El selectivo S&P 500 descendía un 1.44 % o 42.02 puntos y se situaba en 2.884,30, a la vez que el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan importantes firmas tecnológicas, se dejaba un 1.63 % o 130.85 puntos, hasta 8.885,51.

El parqué neoyorquino atraviesa otra semana volátil y esta mañana los indicadores marcaban distancia con las ganancias del día anterior motivadas en el retraso a mediados de diciembre en la imposición de parte de los aranceles a productos chinos por parte de la Casa Blanca.

La inversión de la curva del rendimiento de la deuda pública a corto y largo plazo genera inquietud entre los inversores, ya que el fenómeno ha precedido a varias recesiones y muchos lo consideran una señal de que la economía va en picada.

Así, por sectores, el financiero (-2.05 %) era uno de los mayores perjudicados y descendían los principales grupos bancarios del país: JPMorgan (-2.59 %), Bank of America (-2.81 %), Goldman Sachs (-2.80 %) o Wells Fargo (-2.20 %).

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) recortaba un 3,57 %, hasta 55.06 dólares, desanimado por los últimos datos macroeconómicos de Europa y de China.

Con información de EFE