Tarjeta Roja: La distancia entre la MLS y la Liga MX ya no existe

Tarjeta Roja: La distancia entre la MLS y la Liga MX  ya no existe
El Atlanta United le ganó una final significativa al América.
Foto: Imago7

25 años después podemos decirlo con todas sus letras: La MLS está a la altura de la Liga MX.

Ayer quedó demostrado en un partido que era importante para ambos pero que era mucho más significativo perder que ganar para el América y todo lo contrario para el United que aprovechó la oportunidad como nadie, nunca y dejó claro que esas distancias de las que todo mundo sigue hablando… ya no existen.

El América no es Tigres, no es Pachuca, América es un equipo de primera línea, acostumbrado a ganar finales y con un pundonor a prueba de todo, con la mayor infraestructura del fútbol mexicano, el más popular e impopular… ganarle al América una final sí que es significativo para cualquier equipo de la MLS.

La victoria no fue circunstancial, el United se dio el lujo incluso de fallar un penal, de dar un buen espectáculo y de dejar el mejor sabor de boca en su estadio y con su afición. Al América le importaba de verdad ganar este partido, que no nos vengan ahora con que era ‘de chocolate’. Al América le dolió.

El proyecto de la MLS, que tiene 25 años, está empezando a cumplir su primer objetivo: tener la liga de más alto nivel en el área. Todavía no lo es, pero por buen camino sí va, cada vez con mejores contrataciones, más promesas y menos jugadores a punto del retiro; cada vez más estrellas en buen momento ven con buenos ojos emigrar al fútbol de Estados Unidos y vivir en este país.

Por ahora, México sigue teniendo los planteles más caros: el valor sumado de las 18 plantillas de la Liga MX asciende, aproximadamente, a $856 millones de dólares, mientras que los 24 clubes de la MLS apenas alcanzan 674 entre todos.

Sin embargo, en el promedio de asistencia en la MLS yes dónde la MLS ya tiene a la Liga MX contra las cuerdas, con aforos de más del 50% de porcentaje de asistencia a los partidos en todos los estadios y un aforo promedio de 30,785 de la MLS, muy cerca de los estadios de la Liga MX que tienen de 38,872.

Pero más allá de los datos, donde se siente la cercanía es en la cancha, este fue un partido clave, un punto de inflexión en la rivalidad entre estas dos ligas vecinas.

Lee todas las columnas de Tarjeta Roja aquí