ICE recibe fuerte golpe de un juez por una trampa para detectar fraudes con visas

La agencia acusó a víctimas de una universidad falsa, pero el Tercer Circuito de Apelaciones le dio una lección
ICE recibe fuerte golpe de un juez por una trampa para detectar fraudes con visas
ICE tuvo un fuerte revés en tribunales.
Foto: ice.gov

La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) implementó una técnica poco ortodoxa para ubicar a defraudadores de visas F1 para estudiantes: creó la Universidad del Norte de Jersey.

El plan original, según récords judiciales, era ubicar a los reclutadores de estudiantes y buscar perseguirlos por prácticas inapropiadas en los procesos de otorgamiento de visas, pero a la agencia les pareció buena idea de acusar también a los estudiantes por fraude, aunque a ellos los había clasificado primero como víctimas. Las autoridades no esperaban que el grupo de 21 universitarios presentaría una demanda colectiva.

A fines de la semana pasada, el Tercer Circuito de Apelaciones determinó que los estudiantes tenían razón sobre su apelación en la decisión del Tribunal de Distrito, que desestimó su demanda al considerar que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había tendido una “trampa” a los estudiantes, al considerarlos víctimas, pero después enviándoles cartas de terminación de sus visas.

“Como explicamos a continuación, en una discusión oral, el Gobierno admitió que estos estudiantes eran víctimas inocentes de fraude que habían sido entrampados sin saberlo”, explica la opinión del juez de apelaciones José Linares. “Más tarde, por razones conocidas solo por el Gobierno, y como explicamos a continuación, (el DHS) contradijo esa posición en una declaración posterior”.

Apuntó que el Gobierno envió una carta después de presentar los cargos contra los 21 estudiantes.

“La carta puso fin a las visas de estudiante de los demandantes y los demandantes presentaron posteriormente esta demanda colectiva alegando violaciones de la Ley de Procedimiento Administrativo, sus derechos de debido proceso, y alegando que el Gobierno debería ser impedido de revocar sus visas”, indica la opinión del Tercer Circuito, ubicado en Filadelfia, Pensilvania.

Apuntó que el Tribunal de Distrito había desestimado los reclamos de los estudiantes al considerar que no tenía jurisdicción sobre el tema, además de que supuestamente el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no había tomado una medida definitiva, aunque envió sus cartas a los demandantes.

“No estamos de acuerdo con la conclusión del Tribunal de Distrito en cuanto a ambos motivos y, por lo tanto, anularemos la orden de desestimación de estos reclamos y la reenviaremos para procedimientos adicionales”, indicó el juez Linares, apoyado por sus colegas.

El abogado de los demandantes, Ira Kurzban, destacó el triunfo de sus clientes sobre las prácticas de ICE para poner trampa a agentes fraudulentos.

“No satisfechos de ir contra los agentes se lanzaron contra los estudiantes, acusándolos de fraude. El Tercer Circuito les dio hoy una bofetada”, destacó Kurzban en Twitter.