Colosal reconocimiento a Althea Gibson en el US Open

Fue la primera afroamericana en competir profesionalmente en el mundo del tenis

NUEVA YORK.- El legado de la tenista afroamericana Althea Gibson quedará perennizado en una escultura que fue develada este lunes en el Centro Nacional de Tenis ‘Billie Jean King’ de la USTA, sede del US Open.

“El talento, la fuerza y ​​el implacable deseo de Althea Gibson de lograr lo mejor, la convirtieron en una gran campeona. Ella hizo del tenis un lugar mejor, abriendo puertas y abriendo mentes, haciéndolo con gracia y dignidad. Ella está recibiendo un reconocimiento que merece ampliamente”, dijo durante la ceremonia Patrick Galbraith, presidente de la Junta de directores de la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA).

Vista del monumento a Althea Gibson. Jennifer Pottheiser / USTA

Gibson se convirtió en el primer tenista afroamericano, hombre o mujer, en ganar el título en el Campeonato Nacional de EEUU (predecesor del actual Abierto de EEUU) en 1957.

Además de romper la barrera del color en el tenis (1950), fue la primera afroamericana en ganar títulos individuales en el Campeonato de Francia (1956), Wimbledon (1957) y los nacionales de Estados Unidos (1957). En 1958, repitió su victoria tanto en Wimbledon como en Estados Unidos.

Con su éxito, se convirtió en la primera afroamericana en ser nombrada atleta femenina del año por Associated Press (1957 y 1958). Gibson ganó 11 títulos de Grand Slam en total, agregando seis coronas en dobles a sus cinco coronas individuales más importantes. Fue incluida en el Salón Internacional de la Fama del Tenis en 1971 y fue incluida en el US Open Court of Champions en 2007.

“Es sencillo. Fue la primera afroamericana en romper la barrera del color en nuestro deporte. Al hacerlo, hizo posible que cada persona de color después de ella tuviera la oportunidad de lograr sus objetivos en el deporte. Este es un homenaje que está muy retrasado, punto”, dijo la ex presidenta de la USTA, Katrina Adams.

Una obra de mucho significado

Creada por el conocido escultor Eric Goulder, la escultura de Althea Gibson se compone de un busto de la tenista que se levanta de un bloque de granito colocado en medio de un grupo de otros cinco bloques de granito. El busto es 3.5 veces de tamaño natural y cada uno de los cinco bloques de granito pesa 2.7 toneladas. En total, la escultura pesa más de 18 toneladas.

Goulder pasó aproximadamente tres meses trabajando en el modelo de arcilla. El moldeo y la fundición tomaron tres meses adicionales. El granito utilizado para los bloques proviene de Sudáfrica, fue cortado y flameado a mano en Henraux S.p.A Marble and Granite Company en Querceta, Italia. El monumento fue enviado en barco en seis cajas y viajó 4,146 millas para llegar a su ubicación actual.

Conozca el legado de Gibson

Adicionalmente, para mejorar la interacción de los fanáticos con la pieza,  la escultura está equipada con un sistema de realidad virtual, una experiencia mediante la cual, los visitantes podrán activar contenido exclusivo sobre la vida y el legado de Althea Gibson al enfocar el visor que se encuentra en la aplicación US Open 2019 con la escultura.

Narrada por Billie Jean King, la experiencia de realidad virtual, rastrea las humildes raíces de Althea, su temprano interés y participación en el tenis, su carrera y su legado a través de videos, fotos y gráficos. Los fanáticos también pueden activar el efecto de realidad virtual en cualquier lugar mediante el uso de la aplicación para colocar un “holograma” 3D de tamaño completo de la escultura en su entorno y revivir la experiencia nuevamente o por primera vez.