Les llega la hora a indocumentados detenidos en redadas de ICE en Mississippi

Unos 72 inmigrantes fueron citados a audiencias judiciales
Les llega la hora a indocumentados detenidos en redadas de ICE en Mississippi
Redadas en procesadoras en Misisipi.
Foto: Twitter

Setenta y dos inmigrantes indocumentados detenidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) a principios de este mes en medio de una serie de redadas en plantas procesadoras de alimentos en Mississippi fueron citados a sus primeras audiencias judiciales esta semana.

Aunque los reportes no especifican cuántos detenidos efectivamente acudieron a las citas, Mike Hurst, el fiscal del distrito sur de Mississippi, indicó a la cadena Fox que se les juzga por diversos delitos, entre éstos fraude al Seguro Social.

Entre los efectos de las intervenciones está la inestabilidad económica en las familias, según reconocieron parientes de los detenidos y líderes comunitarios.

“Yo he estado aquí por 19 años. Yo no tengo récord criminal ni nada”, dijo al referido medio Augusto Lopez Coronado, cuya esposa detenida en una de las fábricas de pollo permanece encarcelada en una prisión de Louisiana.

“Mi esposa ha estado aquí por 15 años y ella tampoco tiene récord criminal. Y así la agarraron…”, agregó el hombre de origen guatemalteco.

El padre Mike O’Brien, que dirige la Heart Catholic Church, en Canton, indicó a medios locales que la iglesia se ha convertido en su centro de ayuda para las familias en vista de la crisis que provocaron las redadas.

“Ellos están traumatizados y muy, muy molestos. Y muy asustados”, dijo el religioso, al tiempo que precisó que unas 15 de las familias afectadas acudían al templo.

‪“La gente necesita ayuda. Estamos tratando de estabilizar (a las familias); ayudar a la gente a sobrevivir” añadió.

La iglesia está recibiendo donaciones que van desde productos de primera necesidad, como comida, hasta ropa para los afectados; muchos de éstos, latinos.

La movilizacion de ICE se dio luego de un periodo de incertidumbre por constantes reportes extraoficiales de que las autoridades migratorias federales realizarían una megaredada en 10 ciudades de Estados Unidos.

En las movilizaciones contra indocumentados reportadas a principios de mes, agentes intervinieron en unas siete plantas de procesamiento de alimentos donde detuvieron a casi 700 personas.

ICE se presentó en siete instalaciones operadas por A&B, Koch Foods, Peco Foods, PH Food y Pearl River Foods.

En algunos casos, monitores de geolocalización en el tobillo facilitaron la intervención  de las autoridades  al permitir el rastreo de algunos de los hoy detenidos, de acuerdo con un reporte de la cadena NBC.

El Gobierno de Estados Unidos abrió una investigación de las compañías involucradas. La pesquisa busca determinar si los empleadores sabían que estaban contratando a trabajadores indocumentados.

Imágenes de menores llorando tras haber sido separados de sus padres como resultado de las redadas incentivaron el debate sobre el proceder de ICE.

Sin embargo, Hurst, aseguró que “27 horas después de las redadas, no había ni un solo niño que no estuviera bajo la custodia de al menos uno de los padres”.

La situación, además, se tradujo en un ausentismo mayor de estudiantes en condados como Scott.