Ivanka Trump se reunió con el exilio venezolano en Colombia y posó con bandera de 7 estrellas

La hija y asesora del mandatario de EEUU dijo que estaba "inspirada" y "conmovida" por las vivencias que escuchó
Ivanka Trump se reunió con el exilio venezolano en Colombia y posó con bandera de 7 estrellas
Ivanka con la bandera original de Venezuela, en Colombia
Foto: @IvankaTrump

Después de reunirse ayer con un grupo de líderes de la oposición venezolana exilados en Cúcuta (Colombia), Ivanka Trump dijo que estaba “inspirada” por sus esfuerzos para asegurar elecciones libres en ese país, y conmovida por sus historias de “coraje frente a la brutalidad y atrocidad reales”.

“Apoyamos al pueblo de Venezuela en su lucha por restaurar la democracia, la libertad y el estado de derecho. Fue profundamente conmovedor conocer (…) a algunas de las mujeres más impactadas por la brutal dictadura de Maduro en Cúcuta”, escribió Ivanka más tarde en su cuenta de Twitter, posando con la bandera original de Venezuela de 7 estrellas diseñada por Francisco de Miranda en 1806, y luego tomada como modelo por Colombia y Ecuador.

Hoy las 7 estrellas son un ícono de la resistencia venezolana, pues el ex mandatario Hugo Chávez le sumó una estrella más, entre otros cambios a los símbolos patrios tras su “revolución” iniciada en 1999.

Ivanka se reunió con exilados venezolanos y líderes de la oposición cuando el gobierno de Estados Unidos anunció un nuevo paquete de ayuda de $120 millones de dólares para las personas que abandonan Venezuela, devastada por una crisis sanitaria, política y económica.

La hija y asesora del presidente de EEUU se encuentra en una gira de cinco días por América del Sur para promover una iniciativa de la Casa Blanca para el empoderamiento económico de las mujeres, y dirigió su atención a la crisis de Venezuela durante una breve parada en la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta, que se ha inundado con personas que huyen de Venezuela.

“El pueblo de Venezuela no está solo”, dijo Ivanka a los líderes políticos, que enfrentan órdenes de arresto en Venezuela.

También visitó un centro para migrantes dirigido por la Cruz Roja que brinda alimentos, refugio y asesoramiento legal a venezolanos recién llegados.

“Creo que le conmovieron las historias que escuchó aquí”, dijo a Associated Press Wendy Quevedo, una venezolana de 34 años en el refugio. “Ivanka tomó nuestros nombres y habló con mi hijo” de 12 años, que sufre un defecto de nacimiento que le dificulta caminar. “Tengo fe en que ella puede ayudarme a conseguir una operación para él”.

Según las Naciones Unidas, más de 4 millones de venezolanos han abandonado su país desde 2015, escapando de la escasez de alimentos, la hiperinflación y la represión política.

Juan Guaidó, líder de la oposición y jefe del parlamento, tiene el apoyo de Estados Unidos y unos 50 países para reemplazar al presidente socialista Nicolás Maduro a través de nuevas elecciones, pero no lo ha logrado.

Mark Green, Administrador de la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID), acompañó a Trump en su visita a Cúcuta y anunció $120 millones en fondos para programas que ayudan a los migrantes y refugiados venezolanos que llegan a otras naciones sudamericanas.

Colombia es el principal país de acogida, con 1,1 millones de inmigrantes y refugiados, seguido de Perú (506 mil), Chile (288 mil), Ecuador (221 mil), Argentina (130 mil) y Brasil (96 mil), según las cifras publicadas en febrero por la ONU. Desde entonces los números han crecido.

En EEUU Venezuela ha generado más solicitudes de asilo que cualquier otro país, pero sólo 21,722 personas lo recibieron en 2018.

Green dijo que los nuevos fondos se utilizarán para proporcionar servicios de atención médica y nutrición a migrantes vulnerables, lo que elevará la ayuda de EEUU a migrantes venezolanos a un total de $317 millones de dólares en los últimos dos años.

Desde la llegada de Maduro al poder en 2013, ungido por Chávez en su lecho de muerte, Venezuela ha estado sumida en la peor crisis inflacionaria, institucional y de exilio en la historia de América. Muchos han comparado la situación con “un campo de concentración” en referencia al holocausto de la 2da guerra mundial.

Como embajadora de buena voluntad del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Angelina Jolie ha visitado a emigrantes venezolanos en Perú y Colombia.