Un matemático que quiere la igualdad de oportunidades en educación  

El guatemalteco Luis von Ahn ha captado más de $100 millones para enseñar idiomas gratis con Duolingo y confía en que la enseñanza online ayude a acabar con las disparidades educativas.  
Un matemático que quiere la igualdad de oportunidades en educación  
Luis von Ahn, en las oficinas de su empresa Duolingo en Pittsburg./Cortesía
Foto: El Diario

“Quise hacer algo relacionado con la educación. Mis opiniones acerca de la educación tienen mucho que ver con el hecho de que soy de Guatemala”, dice Luis von Ahn.

“En países como el mío mucha gente dice que la educación puede traer igualdad a las distintas clases sociales pero yo siempre vi que ocurría lo opuesto. Trae desigualdad porque en la práctica quienes tienen mucho dinero pueden acceder a la mejor educación del mundo y por eso siguen teniendo mucho dinero, porque están bien educados. Pero la gente con poco dinero, particularmente en un país como Guatemala, apenas aprende a leer y escribir y por tanto nunca pueden ganar mucho dinero”.

Von Ahn, de 40 años, es el cofundador de Duolingo, una empresa que desde Pittsburg desarrolla herramientas a través de una aplicación para enseñar lenguas de forma gratuita. “Quise hacer algo que garantizara el acceso a la educación a cualquiera”. Él tuvo acceso a esta buena educación pero vio como muchos niños de su país, a escasa distancia física de él no disfrutaban de ello.

Unos 300 millones de personas en todo el mundo están aprendiendo una lengua con su empresa. La mayor parte de sus estudiantes están en EEUU, Brasil, México, Reino Unido y Alemania.

El grupo más grande de usuarios, 27.5 millones, lo conforman personas que hablan español y aprenden inglés. El inglés es la lengua más popular seguida del español.

Para este empresario, la razón de centrarse en la enseñanza de idiomas tiene que ver con la relación directa que tienen estos a la hora de mejorar los ingresos de las personas.

“Si se aprende mátemáticas usualmente uno lo hace para después aprender algo más como física, ingeniería, etcétera, mientras que aprender inglés es algo que inmediatamente puede incrementar el salario de las personas. Hay países de Latinoamérica en los que el simple hecho de saber inglés aumenta las perspectivas salariales casi en un 50%”, explica.

Duolingo, nació como proyecto en 2010 de la mano de von Ahn quien llegó a EEUU para estudiar matemáticas.

Las matemáticas siempre le gustaron, desde pequeño se interesó por el mundo que abren los números y llegó a EEUU en 1996 para estudiar en Duke University donde también estudió ciencias de la computación. Hizo su doctorado en Carnegie Mellon University en Pittsburg donde se interesó por la criptografía y los resultados de la colaboración de usuarios en la red.

En la Universidad desarrolló junto con su director de tesis y otros compañeros el sistema CAPTCHA para reconocer a humanos de computadores y eliminar así la posibilidad de que programas colapsen con spam redes de compras. Cuando se desarrolló este sistema que se usó por buena parte de las grandes empresas se intentaba evitar que máquinas compraran masivamente entradas para espectáculos y los humanos no tuvieran más remedio que acudir a reventas sobrepreciadas.

Después inventó reCAPTACHA como una mejora del programa anterior. Con el se han digitalizado los archivos de The New York Times y Google Books. Precisamente fue esta empresa, Google, la que compró reCAPTCHA en 2009.

Von Ahn que ha sido profesor asistente de esta Universidad de Pittsburg, trabajó en Google durante un tiempo antes de ponerse a desarrollar el proyecto de Duolingo en 2010. En 2011 fundó esta empresa con uno de sus estudiantes de doctorado, Severing Hacker y la aplicación se lanzó el 19 de junio de 2012.

Duolingo es gratis y la empresa obtiene ingresos a través de avisos en la red (comerciales) y la versión plus que ofrece una suscripción que contiene la misma educación que es 100% gratis pero se le unen otros servicios, como por ejemplo la capacidad de trabajar sin red, que si se cobran.

Otros ingresos vienen del Duolingo English Test, que son exámenes para evaluar el nivel de inglés para acceder a universidades en EEUU, Reino Unido y Canadá. Es similar al TOEFL pero más asequible porque cuesta $49 frente a los $250 de los competidores. Además se puede hacer en la propia casa si se tiene Internet y una cámara. El examen está aceptado en unas 500 universidades, entre ellas NYU, Yale, UCLA, Columbia…

“Mucho de Duolingo tiene que ver con que soy de Guatemala”, dice von Ahn. Él mismo tuvo que ir a El Salvador a hacer este examen y gastarse $1,000 en ello.

Von Ahn ha pasado de ser profesor de universidad a ser empresario de una empresa educativa. Dice que está centrado en mejorar constantemente. Su día comienza mirando las métricas del día anterior, los informes de usuarios, los del día anterior, los de las distintas herramientas, los nuevos usuarios, los ingresos diarios que dice que están subiendo todas las semanas además de la evolución de China, un mercado donde aún son pequeños pero quieren crecer.

Pero no es solo el negocio. “Presto mucha atención al impacto que Duolingo pueda tener, tengo interés en ayudar a la gente”.

Von Ahn, dice que como empresario está aprendiendo constantemente de las personas que tiene alrededor y experiencia en las distintas áreas de la empresa. Actualmente la empresa emplea a 180 personas. Explica que en el momento en el que está su empresa es clave rodearse de personas que saben hacer su trabajo “mejor que yo”.

“No obstante, al principio la razón del éxito es hacer un buen producto, y hay que hacerlo uno mismo”.

Dice que lo que sorprendentemente le resulta más fácil es atraer a inversores y de hecho Duolingo ha logrado captar $108.3 millones en distintas rondas de capital. “Mucha gente dice que es duro pero ha sido fácil para nosotros”, explica. Desde luego es algo difícil para latinos como él pero von Ahn dice que en el inicio le ha facilitado el camino “tener dos éxitos previos en mis primeras dos compañías”. En CAPTCHA y reCAPTCHA no necesitó dinero y se vendieron.

“Ahora sigue siendo fácil porque tenemos éxito con Duolingo”, afirma.

Lo más difícil es “hacer cosas o tomar decisiones que van a hacer que haya gente que se sienta mal, por ejemplo cancelar un proyecto o eliminar algo que no está saliendo conforme a lo planeado”. Es inevitable en empresas que tratan de abrir nuevas vías e innovar. “Pasa mucho y sigue siendo duro para mí”.

Von Ahn dice que dado lo que sabe ahora y su experiencia, aconsejaría a un Luis von Ahn décadas más joven que no considerara que las matemáticas es lo más importante. “Hoy en día, casi el 100% de mi trabajo es lidiar con personas, me he tenido que volver bueno en eso pero era muy malo hace 20 años. Lo que me habría dicho hace 20 años es, vuélvete bueno a la hora de gestionar equipos y lidiar con las personas”.

“Desde niño eran las matemáticas lo que me gustaba y nunca pensé que me fuera a pasar el día resolviendo problemas humanos”.

Educación en la red

En el futuro buena parte de la educación ocurrirá en la Red, asegura Luis von Ahn. “Una buena parte de la población no tiene acceso a profesores; es y creo que estas personas, sobre todo en países en desarrollo, tendrán la posibilidad de aprender así”.

“Los niños están acostumbrados a eso” dice este profesor empresario que hace hincapié en que muchos de los niños del mundo no tienen acceso a profesores.

En este sentido dice que Duolingo va a seguir profundizando en el estudio de las lenguas y avanzar en enseñar a leer y escribir. “Queremos avanzar en alfabetización”, dice von Ahn.

Este guatemalteco acumula reconocimientos como la MacArthur Fellowship, ha sido reconocido por sus aportaciones a la tecnología por la MIT Technology Review y Fast Company además de haber sido considerado por la revista Foreign Policy como uno de los intelectuales más influyentes en Latinoamérica y España, entre otras menciones.

Von Ahn dice que no es su intención vender Duolingo como hizo con sus anteriores empresas. “La meta de Duolingo es mantenerse independiente y que realmente revolucionemos la manera en que los idiomas se aprenden en todos el mundo, que quien esté aprendiendo un idioma lo haga a través de Duolingo y esto es en lo que estamos trabajando. Aquí lo que queremos hacer no es vender la compañía”.