US Open: Nadal ya está a un paso de su 19º grand slam

El español jugará la final contra Medvedev tras superar al italiano Berrettini en la semifinal
US Open: Nadal ya está a un paso de su 19º grand slam
Berrettini (izq.) y Nadal se saludan al final del partido.
Foto: Don Emmert / AFP/Getty Images

QUEENS, NY – Rafael Nadal está a un solo paso de su grand slam número 19. El español se clasificó la noche del viernes para la final del US Open tras superar al italiano Matteo Berrettini por 7-6, 6-4 y 6-1 en un partido en el que la experiencia fue clave.

Berrettini, número 25 del ranking mundial, se enfrentaba por primera vez a Nadal, que llegaba al choque habiendo perdido sólo un set en todo el torneo. El español jugaba su semifinal de grand slam número 33 a sus 33 años. Berrettini, 23 años, se estrenaba en esta ronda, lo que le pesó en el tie-break del primer set, el momento decisivo de la noche.

Nadal jugará el domingo la final contra el ruso Daniil Medvedev, que ganó con claridad en la otra semifinal al búlgaro Grigor Dimitrov por 7-6, 6-4, 6-3. Nadal y Medveded sólo se han enfrentado en una ocasión, también en pista dura, en la final de Montreal hace un mes, que ganó el español con un contundente 6-3, 6-0. Medveded ganó después el Masters 1000 de Cincinnati.

“Es el jugador que está más en forma este verano. Está creciendo cada semana. Tendré que hacer mi mejor juego el domingo si quiero ganar”, dijo Nadal sobre Medveded.

Un tie-break de infarto

Berrettini tiene un cañón en el saque y una poderosa derecha plana. Combinados con varias dejadas a las que Nadal, situado muy atrás en la pista, nunca llegaba, dominó los primeros juegos del partido a su servicio. Aunque el español no tenía demasiados problemas para defenderse en sus turnos al saque.

Nadal devuelve una de las dejadas de Berrettini. / Foto: Mariela Lombard, El Diario NY
Nadal devuelve una de las dejadas de Berrettini. / Foto: Mariela Lombard, El Diario NY

Nadal aprovechó un resquicio, una doble falta de Berrettini en el octavo juego, para meter presión sobre el saque del italiano, haciéndolo correr de esquina a esquina y buscando su revés, pero no logró concretar ninguna de las tres bolas de break que logró generar. Al igual que había desaprovechado dos en el primer juego.

Así, sin roturas, se llegó al tie-break que Nadal arrancó con una doble falta y rápidamente se le puso 4-0 en contra. Nadal se acercó hasta el 5-4. Berrettini logró el 6-4 con una dejada y volea posterior en la red en un gran tanto. Después Nadal le forzó al error para el 6-5 y consiguió el 6-6 en el primer fallo en intento de dejada del italiano.

Sacó Nadal y tras un largo intercambio llegó un nuevo fallo de Berrettini quien, con su saque, no fue capaz de aguantar la presión del primer set ball en contra. Nadal había tenido seis bolas de break y no había aprovechado ninguna, pero no dejó escapar el set point. El de Manacor celebró con furia, saltando en cuclillas mientras daba puñetazos al aire y gritaba su famoso “¡vamos!”.

“Traté de pensar solamente en el siguiente punto”, explicó Nadal sobre el momento crucial en que enfrentó dos puntos de set.

“Tuve suerte de ganar el tie-break, pero no si lo hubiera ganado antes. Tuve muchos puntos de break para ganar el set”, añadió.

Tengo que felicitar a Matteo. Es joven y ya es uno de los mejores del mundo. Tiene un futuro increíble por delante”.

El segundo set arrancó como el primero, con cada tenista haciéndose con su servicio sin demasiados problemas hasta el 3-3. Entonces Berrettini cometió tres errores –uno de ellos en una dejada– y Nadal logró el esquivo break.

El español crecía en el partido, leyendo mejor los golpes del italiano, cuyas dejadas ya no sorprendían y que comenzó a depender totalmente de su derecha profunda. Logró evitar un nuevo break, pero no que Nadal ganara el juego definitivo al saque, en blanco, más metido en la pista e incluso subiendo a la red para terminar los puntos.

Con 2 sets a 0 en contra, Berrettini prácticamente se entregó. El tercer set fue un suspiro y el español se clasificó para su 27ª final de grand slam, las últimas tres este mismo año.