El terrible caso de la niña de Bahamas separada de su familia y enviada a un campamento de niños inmigrantes

La niña de Bahamas fue separada de su familia e internada en un campamento para niños migrantes en Miami. Su madre vino a buscarla, pero tiene ahora que demostrar que es su madre
El terrible caso de la niña de Bahamas separada de su familia y enviada a un campamento de niños inmigrantes
Turistas y residentes de Bahamas desplazados por el huracán, llegan a Florida. Jaime Rodriguez Sr./CBP
Foto: Jaime Rodriguez Sr./CBP

Una niña bahameña de 12 años que evacuó a Florida después de que la casa de su familia fuera destruida por el reciente huracán Dorian fue separada de su compañera adulta por funcionarios de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), y colocada en un refugio de Miami para niños inmigrantes no acompañados, reporta Miami Herald.

Kaytora Paul y su madrina huyeron de la destrucción de Dorian y volaron a West Palm Beach el lunes, informó el Miami Herald por primera vez. Cuando llegaron, los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza los separaron porque la madrina no era la madre biológica de la niña.

Kaytora fue puesta bajo la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), y llevada a una instalación designada por el gobierno para niños inmigrantes no acompañados en Miami Gardens.

En una declaración el miércoles, CBP dijo que los funcionarios separaron a la niña porque llegó a Florida “con un adulto que no tenía una relación familiar identificable”.

CBP dijo que “sus múltiples intentos de contactar a los miembros de la familia … [fracasaron] – resultaron en la necesidad de transferir al niño a la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos”.

La agencia agregó que tales acciones se tomaron para “proteger contra la explotación infantil y el tráfico de personas durante las incertidumbres creadas por desastres naturales y emergencias”.

Las autoridades también se negaron a otorgar la custodia a la tía biológica de Kaytora que vino a recogerla al aeropuerto, informó el Herald.

Varios bahameños que han perdido sus hogares en el huracán y que están tratando de buscar refugio en los Estados Unidos están teniendo dificultades para navegar por las cambiantes reglas de inmigración de Estados Unidos.

La propia administración de Trump ha reconocido la confusión al tratar con miles de evacuados entrantes que huyen de la devastación en las Bahamas y aún no ha determinado cuánto tiempo se les permitirá permanecer en Estados Unidos

“Pensé que perder mi casa fue devastador”, dijo la madre de Kaytora, Katty Paul al Miami Herald el martes. “O tener que mudarse a una isla o país diferente fue devastador. Pero cuando descubrí que la atraparon, a mi bebé, quiero decir, no hay palabras. Fue en ese momento que realmente lo perdí todo ”, dijo.

En un refugio para niños drogadictos

His House Children’s Home, donde supuestamente se alojó a Kaytora, es una agencia de servicios sociales basada en la fe que se ocupa principalmente de los “niños abandonados, maltratados y expuestos a las drogas en el sur de Florida”, según su sitio web.

El centro también es utilizado por el gobierno de de EEUU para acoger a menores inmigrantes no acompañados menores de 18 años.

Por qué se separó esta familia en Bahamas

Katty Paul. la madre de Kaytora, dijo que su casa en las islas Abaco fue destruida por el huracán, lo que obligó a su familia de seis, incluido su esposo y cuatro hijos, a pasar casi una semana en su automóvil mientras se mojaban bajo la lluvia. Sus otros tres hijos tienen 3, 10 y 19 años.

“Estábamos en nuestra casa cuando el techo se derrumbó”, dijo Paul al Herald. “Las inundaciones seguían subiendo. Pasamos seis días en nuestro Dodge durmiendo con el parabrisas roto, mojándonos bajo la lluvia. ¿Pasar por esa experiencia desgarradora con tus hijos y luego que te quiten una?

Cuando los rescatistas vinieron por su familia, Paul dijo que no había suficiente espacio para todos.

“En ese momento hay que tomar una decisión”, dijo. “Envié a mi hija de 12 años con su madrina, mientras yo me quedaba con nuestros dos más pequeños y mi esposo se quedaba con nuestro hijo adulto”.

Ahora la madre de la niña tiene que demostrar que es la madre

Katty Paul, quien llegó a Miami el martes, le dijo al Herald que no pudo recoger a su hija del refugio porque tuvo que solicitar al HHS ser la patrocinadora de Kaytora ,y proporcionar la documentación requerida para demostrar que ella es su madre.

Si bien no está claro cuánto tiempo llevará este proceso, Paul dijo que los funcionarios estadounidenses de inmigración le dijeron que solo se le permitió permanecer en Estados Unidos hasta el 26 de septiembre. No está claro si Kaytora se reunió con su familia el miércoles.

“Ni siquiera quiero pensar en cómo se verá, si tengo que irme antes de poder reclamar a mi propia hija”, dijo Paul. Ella dijo que su hija estaba llorando y que estaba deprimida. “Ella quiere a su familia, pero no podemos hacer nada”.