Sujeto cobraba hasta $20,000 a inmigrantes para obtener la “green card”, pero USCIS lo tenía “fichado”

El tramitador de uniones cayó en su propia trampa
Sujeto cobraba hasta $20,000 a inmigrantes para obtener la “green card”, pero USCIS lo tenía “fichado”
El sujeto enfrenta hasta 5 años de prisión.
Foto: John Moore/Getty Images

Desde 2016, a oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) les llamó la atención la forma en que se realizaban algunos matrimonios entre inmigrantes y estadounidenses nacidos o naturalizados en Bridgeport, Connecticut, por lo que levantó una “bandera roja” para dar seguimiento ante la posibilidad de que fueran uniones fraudulentas.

La Oficina de Detección de Fraude y Seguridad Nacional (FDNS) de esa agencia colaboró con oficiales de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de Boston, quienes indagaron a Jodian Stephenson, alias “Jodian Gordon”, de 35 años, de Bridgeport.

El sujeto se declaró culpable el 19 de agosto en la corte federal de New Haven por un cargo de conspiración derivado de su acuerdo de numerosos matrimonios fraudulentos para que los ciudadanos no estadounidenses reciban beneficios de inmigración de los Estados Unidos.

Según los documentos judiciales y las declaraciones hechas en los tribunales, Stephenson operaba Stephenson Immigration and Legal Services LLC, en Bridgeport. Entre 2011 y 2017 conspiró con otros para organizar 28 matrimonios simulados para que los no ciudadanos puedan solicitar y obtener el estado de Residencia Legal Permanente (LPR, en inglés).

Uno de los 28 matrimonios simulados fue entre Stephenson, ciudadano de Jamaica, y una ciudadana estadounidense.

Para cada uno de los otros 27 acuerdos, Stephenson encontró e introdujo a un ciudadano estadounidense como el supuesto cónyuge y ayudó a la pareja a obtener una licencia de matrimonio. También organizó la ceremonia y la celebración del matrimonio, y entrenó a la pareja sobre cómo hacer que su matrimonio parezca genuino a pesar de que no viven juntos ni tienen la intención de permanecer casados.

Como parte del esquema, Stephenson preparó varios documentos de inmigración necesarios como parte de la solicitud de la “green card” para no ciudadanos. Hizo que el solicitante y su cónyuge firmaran los documentos y, en muchos casos, los envió por correo a las autoridades de inmigración de USCIS para el solicitante. En algunos casos, Stephenson o sus asistentes prepararon otros documentos falsos para la pareja, como un contrato de arrendamiento falso que describía a la pareja como viviendo juntos.

Stephenson generalmente cobraba entre $17,000 y $20,000 para completar este proceso para un no ciudadano, y el cónyuge ciudadano recibió entre $ 2,000 y $ 4,000 por su participación.

Durante la investigación, Stephenson se ofreció a organizar un matrimonio falso para un agente de la ley federal que trabajaba en secreto, a quien ofreció tramitar la “green card” a cambio de $ 20,000. dólares En conversaciones grabadas, Stephenson luego presentó al agente encubierto a un ciudadano estadounidense y les aconsejó sobre las formas en que podían crear la apariencia de que estaban legalmente casados ​​y viviendo juntos como marido y mujer.

Stephenson se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude matrimonial de inmigración y enfrenta una pena máxima de prisión de cinco años, la cual dará a conocer el juez federal de distrito Michael P. Shea.

El defraudador salió libre al pagar una fianza de $250,000 dólares desde su arresto el 22 de junio de 2018. Hay otras seis personas involucradas en este esquema se declararon previamente culpables, además de cuatro ciudadanos estadounidenses que celebraron uno o más matrimonios fraudulentos con no ciudadanos, y un ciudadano que se casó de manera fraudulenta con un ciudadano estadounidense. Todos se declararon culpables y esperan la sentencia.