FBI investiga el misterio de los ataques contra iglesias texanas a las que asisten latinos

La operación llega después de la masacre en El Paso destinada a "matar hispanos", según el propio autor
FBI investiga el misterio de los ataques contra iglesias texanas a las que asisten latinos
Los templos atacados también son populares entre los inmigrantes de la zona.
Foto: Mario Tama / Getty Images

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) investiga incendios que han tenido lugar entre mayo y junio este año en tres iglesias texanas frecuentadas por latinos. La agencia federal quiere saber si los incidentes fueron intencionados.

Estos tres templos forman parte de la diócesis de El Paso, Texas, que fue la primera en Estados Unidos que tuvo un obispo latino, según NBC News. A los lugares de culto de esta diócesis acuden también gran cantidad de inmigrantes.

El FBI ofrece $5,000 dólares de recompensa a quien aporte información a su pesquisa. “Se investigará a fondo cada pista”, aseguró la agencia este viernes en un comunicado. Y añadió que cualquier dato, “por muy insignificante que parezca”, puede ser de vital importancia para los investigadores.

El primer ataque se produjo el 7 de mayo en la iglesia de San Mateo. Una semana después, un portavoz de la Diócesis dijo a NBC News que habían arrojado material incendiario contra la Catedral de San Patricio. Al mes siguiente, el 15 de junio, el humo se localizó en el templo de San Judas Tadeo, que también denunció que había una ventana rota cerca del altar.

En su comunicado, el FBI de El Paso escribió en español que las llamas habían ocasionado desperfectos en las tres iglesias pero que, “afortunadamente, hasta la fecha nadie ha resultado herido“.

Este operativo, en el que también participan otras autoridades locales y federales, ofrece $15,000 dólares a quienes aporten información sobre los incidentes en los tres templos. Además, algunas de las agencias involucradas en la investigación podrían ofrecer recompensas adicionales.

El FBI busca respuestas sobre estos incidentes más de un mes después de la masacre en El Walmart de El Paso, que acabó con la vida de 22 personas y dejó heridas a otra docena. El propio autor del tiroteo, que se había declarado supremacista blanco, reconoció que su ataque mortal se dirigía a “matar mexicanos” ya que consideraba que en Texas había una “invasión hispana”.


Trump reconoce que habló sobre Joe Biden con el presidente ucraniano

Juez que ordenó a Trump el fin de la separación de familias inmigrantes ahora tiene dudas

‘La Migra’ pide a California que retenga a más de 3,000 inmigrantes cada mes