Aprueban plan para que Rikers Island jamás vuelva a ser prisión tras su cierre

El Concejo Municipal pasa la medida que será formalizada la próxima semana, cuando se someta a votación el plan de cierre del penal y la construcción de nuevas cárceles
Aprueban plan para que Rikers Island jamás vuelva a ser prisión tras su cierre
El concejal Rafael Salamanca, presidente del Comité de uso de terrenos del Concejo Municipal, tras aprobar plan para evitar que Rikers vuelva a ser penal
Foto: Edwin Martinez / El Diario NY

El Comité de Uso de Terrenos del Concejo Municipal aprobó este jueves una resolución, que autoriza que se presente una solicitud directa ante la Oficina de Planeación de la Ciudad, para cambiar la categoría del terreno donde está ubicada la cárcel de Rikers Island, a fin de que sean considerado “de uso público”, y se ordene una restricción permanente para que esa área no pueda ser utilizada otra vez en el futuro como un centro penitenciario. La votación concluyó con 11 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones.

Ahora, la próxima semana la plenaria del organismo legislativo municipal decidirá con una votación final si aprueba o no el plan de la Administración De Blasio para cerrar la prisión más grande de la Gran Manzana, que incluye la construcción de cuatro nuevas cárceles, en los condados de Brooklyn, Queens, Manhattan y El Bronx.

“Con el plan del cierre de Rikers siempre ha habido un miedo de que luego de diciembre del 2026, cuando vence el plazo para clausurar el penal, cualquier Alcalde futuro pueda venir y decir que va a hacer otra cárcel nueva allí, y lo que hicimos hoy aquí fue tomar acciones para asegurarnos de que eso no va a pasar”, aseguró el concejal Rafael Salamanca, presidente del Comité de Uso de Terrenos. “Con esto le estamos dando permiso al Concejo para que empiece el proceso de cambiar el título de la tierra de Rikers y que desde el 1 de enero del 2027, cuando ya la cárcel debe estar cerrada, se pueda empezar a darle un uso diferente a esa parte de Nueva York”.

Salamanca se mostró confiado de que el próximo 17 de octubre, cuando se someterá a votación del pleno del Concejo Municipal el plan del Alcalde con el que se desmantelará Rikers, la resolución sea ratificada, pero manifestó que la Ciudad debe hacer algunos cambios sobre las cárceles nuevas para que la plenaria le dé luz verde a De Blasio.

Todos estamos de acuerdo en que hay que cerrar a Rikers Island y le doy crédito al Alcalde, porque él quiere cerrarla, pero ahora hay que pelear por los detalles pequeñitos a favor de nuestras comunidades, y yo he dicho públicamente que si quieren mi apoyo tienen que cambiar el sitio donde quieren construir la nueva cárcel en El Bronx”, dijo el concejal, quien representa a ese condado, y quien agregó que la comunidad se opone a que haya presencia masiva de correccionales en su distrito.

“Los otros condados no tienen ningún problema porque ellos ya tienen cárceles y lo que van a hacer es renovaciones o ponerlas en sitio indicados, pero en El Bronx no queremos que la hagan en el Sur de El Bronx. Considero que debe estar cerca o atrás de la Corte y no en el sitio donde está planeada porque en una zona de tres millas vamos a tener tres cárceles y es demasiado. Ya tenemos el Horizon Juvenile Center y el Bote”, dijo Salamanca. “Si quieren apoyo mío tienen que mostrarme un plan de cambio, con fechas y detalles y tiene que ser implementado en el mandato de este alcalde, pero no creo que tengan voluntad para hacer ese cambio”.

El Comité de uso de terrenos aprobó este jueves una resolución para que la tierra de la cárcel de Rikers no sea utilizada como un centro penitenciario tras el 2026.

Fin al encarcelamiento masivo en NYC

Tras la aprobación de la resolución para que el terreno de Rikers sea considerado de uso público tras el cierre definitivo de la cárcel, que alberga a más de 9,000 reclusos, el alcalde Bill de Blasio aseguró que es el resultado del trabajo mancomunado con el Concejo Municipal para cumplir la promesa que hizo en el 2016 de clausurar el penal en un período de 10 años.

“Estamos haciendo nuestro compromiso férreo y asegurando que ninguna administración futura pueda revertir todo el progreso que hemos logrado. El encarcelamiento masivo no comenzó en la ciudad de Nueva York, pero terminará aquí”, dijo el mandatario.

El presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, calificó la resolución como “un paso significativo” y agregó que responde a los temores manifestados por muchos activistas de que en el futuro pudiera volverse a abrir Rikers o un penal nuevo en ese mismo sitio, de difícil acceso.

“Este proceso requerirá que Rikers Island cierre como una instalación correccional para 2026, y muestra nuestro profundo compromiso de alejarnos de las políticas fallidas de encarcelamiento masivo”, dijo el jefe del Concejo. “Rikers Island es sinónimo de encarcelamiento masivo, dolor y sufrimiento. Los defensores plantearon la necesidad de una garantía, y estuvimos de acuerdo con ellos por completo”.

Rikers Island alberga actualmente unos 8 mil presos

El concejal Stephen Levin aplaudió la decisión del Comité de Terrenos y aseguró que es una muestra de que se escuchan las voces de la comunidad.

“He estado presionando por un plan que satisfaga las necesidades de mi comunidad y me alegra ver que se escuchó esta preocupación. Hasta hoy no ha habido nada que asegure el cierre de Rikers y esta resolución brinda la seguridad que el público necesita”, dijo el político, al tiempo que advirtió que urge que la Administración De Blasio haga reformas a su plan original. “Continuaré presionando para que se realicen los cambios necesarios en la propuesta, incluida una mayor reducción de la capacidad y una reinversión significativa en las comunidades directamente afectadas”.

Cerrando un capítulo vergonzoso en la historia

El juez Jonathan Lippman, uno de los principales asesores en el proceso de reforma al sistema judicial de la Ciudad y promotor del cierre de Rikers, aseguró que la movida del Concejo empuja positivamente el plan de clausura del penal.

“Esta resolución de zonificación es un paso importante para garantizar que el acelerador de la miseria humana que es Rikers, esté cerrado para siempre y lo más rápido posible“, dijo el exmagistrado.

Stanley Richards, vicepresidente ejecutivo de la organización The Fortune Society, que vela por los derechos de los reclusos y lucha contra el encarcelamiento masivo, definió la resolución como un logro enorme.

“El acuerdo histórico de hoy nos acerca un paso más para cerrar un capítulo vergonzoso en la historia de nuestra ciudad“, dijo el activista. “Durante demasiado tiempo, Riker’s Island ha generado brutalidad e inhumanidad en todos los que cruzan ese puente y pasan por sus puertas: personas encarceladas, oficiales de correccionales, familias y otros. Cerrar esta instalación en expansión, inaccesible y deshumanizante para siempre y reemplazarla con las más modernas cárceles basadas en el condado mostrará ese mundo en el que la ciudad de Nueva York cree tanto en la verdadera reforma correccional como en el valor de todas las personas”.

Brandon Holmes, coordinador de Campaña #CLOSErikers destacó que el plan aprobado para cambiar los términos de la tierra de Rikers, garantizará que nadie en el futuro sufra por las condiciones inhumanas y la cultura de abuso y violencia que se fomenta en ese penal y pidió que el plan que se someta a votación la próxima semana sea justo.

La Comisión de Planeación celebró una audiencia para hablar de las cuatro nuevas prisiones que albergarán a unos 5,000 reclusos cuando se cierre el penal de Rikers

“Instamos a esta Administración y al Concejo a centrarse en producir un acuerdo significativo de inversiones comunitarias antes de la votación del próximo jueves. Debemos invertir en nuestras comunidades y nuestros seres queridos que están encarcelados, al mismo tiempo”, concluyó el activista.

Datos de la resolución aprobada:

  • El Concejo Municipal cambiará los usos permitidos en los terrenos de la cárcel de Rikers Island para que ya no se permita que sea usado ese lugar como una cárcel tras su cierre en diciembre del 2026.
  • El Concejo presentará una solicitud de cambios en los mapas de la ciudad con la Oficina de Planeación para que el área de Rikers no pueda ser utilizada como un centro correccional nunca más.
  • Es la primera vez que el Concejo toma una acción así, a través de la Oficina de Planificación de la Ciudad para lograr un cambio en el mapa.
  • El Comité de Uso de Tierra ha solicitado hacer enmiendas al texto de zonificación.
  • A través de esta medida, que evita pasos burocráticos y ahorra dinero a la Ciudad en el proceso, se calcula que en 8 meses la Oficina de Planeación autorice el cambio y declare el terreno de Rickers Island como “de uso público”, evitando que futuros gobiernos locales vuelvan a usar las instalaciones como un penal.
  • El Concejo asegura que el cambio en los mapas codifica el cierre y hace que sea prácticamente imposible cambiarlo sin importar cuál sea la agenda de futuros alcaldes.

Plan De Blasio para cerrar Rikers

  • 17 de octubre la plenaria del Concejo deberá votar sobre el futuro del plan.
  • 2026 es el año en que Rikers debe estar cerrada.
  • 8,000 es el promedio de presos que hay actualmente en Rikers.
  • 5,000 es la meta del Gobierno local para diciembre del 2026 cuando se clausurará el penal.
  • 4 cárceles pequeñas en Brooklyn, Queens, Manhattan y El Bronx albergarán a esa población reclusa.
  • 5,750 camas nuevas habrá en esas cárceles.
  • 11,300 es la capacidad actual de las cárceles
  • 1,150 camas habrá en la nueva cárcel de Brooklyn, localizada en Atlantic Avenue.
  • 1,150 camas habrá en la nueva cárcel de Manhattan, ubicada cerca de Chinatown.
  • 1,150 camas habrá en el nuevo penal de Queens, localizado en Kew Gardens.
  • 1,150 camas habrá en la cárcel de El Bronx, cerca de Walles Avenue.
  • 11 unidades carcelarias tiene actualmente la Ciudad.
  • 8 de ellas funcionan en Rikers Island.
  • 3 en otros condados.
  • 65% ha disminuido la población carcelaria desde 1991.
  • 34% ha disminuido el número de reclusos desde el 2014.
  • 150,000 arrestos menos ocurrieron en el 2018 comparados con el 2013.
  • 50% disminuyó la población que ingresa al sistema carcelario en los últimos 5 años.