Así terminó el verano en NYC: con un aumento de muertos y balaceras

Operativos como el 'Summer All Out' de la Policía no frenaron la violencia criminal en las zonas más calientes de la ciudad y entre julio y septiembre hubo 117 asesinatos
Así terminó el verano en NYC: con un aumento de muertos y balaceras
Residentes de las zonas más calientes reconocen más presencia de la Uniformada
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

¿Se puede caminar tranquilamente, a cualquier hora por la ciudad de Nueva York, sin temor a ser robado o ser blanco de alguna actividad criminal?, la respuesta podría ser simple: sí. Pero, poniendo la lupa en las estadísticas oficiales de los últimos dos años, depende de por dónde andes.

Los números mostrados por el sistema de estadísticas del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), indican que la tasa de criminalidad total, incluyendo robos, asaltos a manos armada, tiroteos, asesinatos, hurtos y violaciones se ha reducido en 2019 en un 2.6%, en comparación con el año pasado, dejando muy atrás la ciudad violenta de los años 80.

El NYPD da cuenta que desde el 1 de enero hasta el 6 de octubre de este año se han reportado 71,699 actividades criminales, en comparación con 73,608 en el mismo periodo de 2018.

Pero detrás de estas cifras hay un dato significativo: cuando se analizan los tipos de crímenes por separados, se demuestra que en los últimos meses los tiroteos y asesinatos han aumentado.

Los 249 asesinatos en la ciudad en lo que va de año, ya superan ligeramente los 246 reportados en 2018, lo que se traduce en un aumento del 1%. La Uniformada ha atribuido esta tendencia, con mucha fuerza, a la acción de las pandillas, en sectores claramente identificados.

Más muertes durante el verano

En la primera mitad del 2019, hasta junio, se registraron 135 decesos violentos en la Gran Manzana. Pero luego en solo tres meses siguientes, julio, agosto y septiembre, durante los días más calurosos del años, la cifra de asesinatos fue de 117.

Y esa alza en los hechos de sangre durante el verano se dio a pesar que el NYPD, por quinto año consecutivo, puso en marcha el plan ‘Summer All Out’, mediante el cual se sacan a la calle más de 290 efectivos a las áreas identificadas como más calientes de la ciudad, para tratar de frenar la alta incidencia criminal, la cual tradicionalmente se dispara durante la época de calor.

Las autoridades policiales han atribuido, en todos sus encuentros con la prensa local, que el aumento de esos crímenes están relacionados a las balaceras de las pequeñas pandillas de los vecindarios, particularmente en el norte de Brooklyn, el Alto Manhattan y partes de Queens.

“Prácticamente desapareció de la escena de Nueva York, el hecho de un herido de bala o una cuchillada por el robo de una cartera, o por otras pertenencias en áreas concurridas y turísticas de Manhattan o en la mayoría de los vecindarios de los cinco condados, como era muy común, años atrás”, dijo una fuente policial a El Diario.

La fuente explicó que cuando se evalúan las estadísticas de los heridos o asesinatos, de los últimos tres años, la mayoría tiene que ver con temas de bandas organizadas y la confrontación entre los pandilleros.

“Está focalizado allí. En eso estamos trabajando, en muchas direcciones, para romper el corazón de las pandillas y que no sean un motor destructivo que siga acercando a más jóvenes. Es muy típico, que en los meses de calor se alboroten”, expresó.

El norte del Brooklyn está en el mapa de las áreas más violentas.

Norte de Brooklyn: el más sangriento

El pasado 8 de julio, el NYPD celebraba una disminución del 15.5% en el número de asesinatos en toda la ciudad, pero a la vez alertaba sobre un aumento del 200% en muertes violentas en los vecindarios del norte de Brooklyn. De allí en adelante, la tendencia de incremento de eventos con disparos no tuvo pausa, especialmente en esa zona.

El pasado verano fue muy caliente, especialmente allí en el norte de Brooklyn, identificado insistentemente por la Uniformada como una zona roja, en el variado horizonte de la Gran Manzana. Así, lo perciben también sus residentes.

Un hecho asociado con una bala perdida de grupos criminales en disputa, impactó a la pequeña Jayden Grant, de 11 años, en la avenida Schenectady de Crown Heights. Aunque sobrevivió, quedó imposibilitado de caminar. Fue la primera tragedia impactante, en el preludio de la temporada de altas temperaturas.

Dos semanas después, dos sujetos abrieron fuego durante el festival anual “Old Timers Day” en Brownsville, dejando al menos un hombre de 38 años muerto y 11 personas heridas.  La situación sangrienta también fue asociada con pugna entre pandillas.

Ricardo Castillo: el verano que pasó no dejaron de sonar disparos aquí en Brooklyn.

Ambos sucesos no son ajenos para el mexicano Ricardo Castillo, quien en 35 años residiendo en Crown Heights, asegura que allí todo se “ha descompuesto mucho”.

“El asunto ha ido peor en los últimos meses, en este verano fueron terribles los tiroteos que uno escucha a cada rato. Hay un ambiente cada vez más pesado. Ya uno no se siente seguro a ciertas horas. Es bien complicado el tema de las pandillas aquí. Uno trabaja honestamente, y sigue adelante, pero todos los días escuchas una historia distinta de los alrededores”, opinó.

Lo que describe el inmigrante mexicano, quien trabaja en un supermercado de ese vecindario, tiene relación con algunas cifras oficiales. Solamente en el último mes, se reportó un alza del 40% de los asesinatos en los diez destacamentos policiales del norte de Brooklyn, y en promedio un aumento de más de 220% en lo que va de año, en comparación con las estadísticas del 2018.

Esa sensación de violencia y la necesidad constante de “estar con cuidado”, la comparte también el barbero dominicano Ramón Acosta, quien trabaja en la Avenida St Jhons del mismo vecindario. Cuenta que ahora hay más policías que hace 6 años cuando vino de la isla a trabajar en este condado. Pero, describió este último verano, como “muy caliente”.

“Es raro saber de un día, sin que no haya ruidos de un tiroteo o de un operativo policial. Es un ambiente muy pesado. Todo Nueva York, no es así. Aunque creo, que se lo están tomando en serio para limpiar esta área. Cada vez, hay más funcionarios”.

Ramón Acosta: cada vez hay más policías en Crown Heights

“Enfocados en las bandas”

El comisionado de Policía James O’Neill, subrayó en su más reciente rueda de prensa sobre las estadísticas de delitos, que “si bien el crimen sigue disminuyendo, gracias al trabajo incansable de los hombres y mujeres del Departamento de Policía, estamos enfocados en el crimen violento y la persistencia de la violencia armada”.

El número de asesinatos aumentó también en el Alto Manhattan, que registra 29 asesinatos en los últimos 9 meses, en comparación con los 18 del año pasado durante el mismo período. Además, se contabilizan 86 tiroteos, a diferencia de los 61 registrados durante los mismos meses del año pasado.

El colombiano Gregory Cáceres, de 62 años, quien vive en Jamaica, Queens, atribuye los ascendentes reportes de tiroteos a la misma razón de las dinámicas delictivas de su natal Colombia.

Donde hay temas de drogas y toda la plata que eso mueve, los maleantes le pierden el miedo hasta a la Policía. Eso lo vivimos en nuestros países. Yo no tengo aquí ese temor. Salgo de madrugadas por aquí por Queens. Me muevo por Jackson Heights. A veces, hay más policías que gente. Creo que la ciudad está más segura ahora, que cuando yo llegué aquí en los 80″, narró el suramericano.

Y precisamente allí, en Queens, los asesinatos han disminuido en un 75%, pero los robos reportados ascendieron en un 53,.%, en función a las cifras arrojadas por los ocho destacamentos policiales que prestan servicio en el norte de ese condado, el último mes.

Una fuente policial recalcó que todo el sistema de cámaras estrategias de inteligencia y actuación policial para la prevención del delito en toda la ciudad, ha dado un golpe certero a los delincuentes comunes, pero que los miembros de las pandillas, tienen otra psicología y cultura.

“Luchan por el control de la distribución ilegal de narcóticos, mientras más violentos y asesinos son, tienen más jerarquía en la organización. Es una cuestión de códigos, pero de igual forma te puedo decir que están más debilitadas que hace unos años atrás”, dijo la fuente.

Criminalidad en números:

  • 7% fue el aumento de asesinatos en la ciudad de Nueva York en agosto de 2019, el mes de calor más violento de los últimos 3 años.
  • 91 tiroteos se registraron en agosto pasado, 19.7% más que en 2018.
  • 5.6% menos disparos se reportaron en septiembre del 2019 en NYC en contraste con el 2018. En detalle, hubo 67 balaceras versus 71 en el periodo anterior.
  • 290 homicidios se reportaron en NYC durante el 2017, la cifra más baja desde 1951.
  • 3.4 homicidios por cada 100,000 residentes en promedio se ha registrado en NYC desde el 2017, lejos de los 30.7 en los años 90.
  • 100 pandillas ha intervenido o desarticulado NYPD en los últimos tres años.