Norte de Brooklyn se afianza como nueva ‘zona caliente’ del crimen en NYC

Estadísticas del NYPD demuestran que el número de asesinatos se ha disparado en un 200% en los últimos meses y uno de los vecindarios más violentos es Crown Height
Norte de Brooklyn se afianza como nueva ‘zona caliente’ del crimen en NYC
Seis asesinatos se han escenificados solo este año en las calles de Crown Heights.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El dominicano Jorge Luis Germorcen no recuerda últimamente que transcurra un solo día sin escuchar el estruendo de balas y patrullas en su vecindario. Desde hace 43 años vive en Brooklyn, exactamente en Crown Height, un sector que de acuerdo con las más recientes estadísticas policiales se ha convertido en uno de los más violentos de la Gran Manzana: solo allí han aumentado las balaceras, con saldo de muertos y heridos, en un 114% este año, cuando se compara con las cifras del 2018.

“Hace un par de semanas, aquí en la esquina, a un niño que estaba caminando le dispararon. Yo pensaba que lo habían matado, pero se salvó”, narró el quisqueyano en la avenida Schenectady, muy cerca de la intersección en donde una bala perdida impactó a Jayden Grant, de 11 años, cuando regresaba de cortarse el cabello. “Posiblemente el pequeño estudiante no pueda volver a caminar”, aseguraron medios locales.

“Ese fue el último hecho que movió a la gente, y salió en los periódicos, pero aquí en las noches es el diablo lo que anda. Las pandillas se enfrentan, pasan y disparan desde los carros, especialmente allá más abajo en la calle Montgomery. Y no le tienen miedo a la policía. Esto cada vez está peor”, contó Germorcen.

El pasado 8 de julio, en su más reciente sesión informativa de la estadísticas criminales, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) celebraba una disminución del 15.5% en el número de asesinatos en toda la ciudad, pero a la vez alertaba sobre un aumento del 200% en muertes violentas en los vecindarios del norte de Brooklyn, que se ha convertido en la nueva ‘zona caliente de la Gran Manzana.

Jorge Luis Germorsen y Bernardino Cruz coinciden en que tiroteos son comunes en el area de Crown Heights en Brooklyn.

El Comisionado de Policía James O´Neill reconoce que hay un gran problema de seguridad que resolver en vecindarios como Crown Heights, y por ello la Uniformada ha hecho algunos refuerzos.

“Hemos incorporado cinco nuevas patrullas a la comisaría 77 y más efectivos. Obviamente estamos observando con mucha seriedad, el hecho que mientras el crimen baja en la ciudad, aquí la tendencia sea el alza de asesinatos y tiroteos”, dijo el máximo jefe del NYPD a medios locales en un recorrido por ese vecindario.

Culpan a las pandillas

El boricua jubilado Bernardino Cruz, con más de cinco décadas viviendo en el norte de Brooklyn, coincide en que la escalada de violencia es notoria y apunta a que la acción de las pandillas, al parecer se impone, a pesar de que “se sienten” más operativos policiales.

“Uno ve que cada vez dan más vueltas los policías, pero olvídate, eso no sirve de nada, los robos y los tiroteos, especialmente en la noche, continúan. Aquí siempre hay años buenos y años malos, pero me parece que estos meses, especialmente en este verano, andan alborotados”, comentó.

Hay otras voces en este vecindario que tratan de explicar, a su modo, el origen de la violencia.

Bernardino Cruz es un boricua que tiene 50 años siendo testigo de la violencia, que piensa se ha disparado los últimos meses

“Robert”, un ex pandillero de 62 años, que se autocalifica como “rehabilitado por Cristo”, contó a El Diario que todos los caminos de la violencia de las bandas criminales, “no solo en Brooklyn, sino en Nueva York, en Estados Unidos y el mundo, tienen que ver con el control de la venta de la porquería (drogas) y específicamente aquí, lo que mueve todo esto aquí, en estos bloques son los crackeros (distribuidores de heroína)”.

El vecino aseguró que las pandillas se van moviendo de sectores, por enfrentamientos y porque pierden el control de territorios. “Muchos que estaban en El Bronx y Queens, se vinieron para acá”.

Y reconociendo que la interacción con los residentes del área es clave para luchar contra el crimen, el líder policial O’Neill se propone mejorar la comunicación con las comunidades.

“A veces hay mucho miedo de hablar y de confiar en la Policía. Y el clarificar los crímenes depende mucho de eso. Aquí en Crown Heights hemos detectado acción de pandillas y su conexión con la venta de narcóticos. Hay muchas otras cosas, por su puesto. Eso lo vamos a enfrentar con apoyo de las comunidades”, aseguró el Comisionado.

El concejal de Brooklyn Carlos Menchaca reconoció que “la calidad de la policía es tan importante como la cantidad de policías. Nuestra NYPD, entiende esto, por eso han implementado un nuevo enfoque en fortalecer relaciones con la comunidad. Tenemos que enfocarnos en fortalecer este compromiso”.

Crecen también los delitos menores

Solamente en la última semana en este vecindario, de acuerdo con cifras oficiales de NYPD, se registró un incremento de 60% de quejas por robos, con respecto al año anterior.

“Lucas” un joven mexicano que trabaja en un restaurant del sector, en el cruce de Easter Parkway con la avenida Schenectady, contó que en el edificio donde vive es “imposible que dejen cajas de compras en línea o una bicicleta descuidada, por un segundo, porque desaparecen. Aquí cuando oscurece es otro mundo”.

Precisamente, ante la tendencia creciente de delitos menores, con la “complicidad” de la oscuridad, la comisaría 77 del NYPD que tiene acción sobre Crown Heights y Prospect Heights, inició una campaña de prevención en redes sociales desde principios de año, para motivar a la población a tomar medidas que contrarresten los delitos menores.

“El tiempo no se detiene. No olvides tu rutina antes de las 9 p.m: remueve las cosas de valor de tu carro, cierra bien tus puertas y ventanas, guarda tu bicicleta, chequea tus paquetes del correo, además enciende las luces de afuera de tu casa”, es el mensaje central transmitido por la cuenta en twitter @NYPD77Pct

Hay quienes tienen otra experiencia. “Dawn” una inmigrante jamaiquina, quien reside en este vecindario desde hace 23 años, trabajando como comerciante, confiesa que se siente segura y que nunca ha sido víctima de ningún hecho violento.

“Yo voy a mi casa temprano, después de terminar mi trabajo, y nunca he tenido ningún tipo de inconvenientes”, aseguró.

 ¡Cese al fuego!

Activistas contra la violencia por armas de fuego, han realizado actividades simbólicas y promueven acciones con las autoridades, para frenar las ascendentes acciones criminales en vecindarios como  Bedford-Stuyvesant y Crown Heights.

Organizaciones como Salvemos nuestras calles Brooklyn, que incluye a S.O.S. Crown Heights y S.O.S. Bed-Stuy, elevaron su preocupación con una marcha a principios del verano, ante los números rojos de muertes, lesionados y violencia en estas comunidades.

“Una cosa que hemos notado es que ha habido un aumento en Bed-Stuy de tiroteos y disparos. No queremos eso. La comunidad no lo quiere. La gente quiere que los niños puedan jugar afuera y estar cómodos “, dijo Tiffany Murray, organizadora de S.O.S. al Brooklyn Times.

Vecinos como Sabrina Moya, una dominicana que vive en la calle President, no quiere volver a saber que balas perdidas frustran la vida de gente inocente, como ha pasado recientemente.

“Este inicio de verano fue muy penoso saber por la televisión que en la esquina de tu casa, un niño inocente, que empieza su vida, que se preparaba para ir a su graduación de quinto grado, le dan un tiro y lo dejan inválido. Esto es salvaje”, comentó a propósito del caso del pequeño Jayden Grant, quien el pasado 23 de junio se convirtió en un símbolo de la violencia criminal en Crown Heights y una razón más de lucha de organizaciones que exigen un cese al fuego.

Dawn vende agua en un día de calor en el barrio de Crown Heights, asegura que nunca le ha visto el rostro a la violencia.

Delitos y muerte en alza en norte de Brooklyn:

1 asesinato por acción de armas de fuego se registró en Crown Heights, el año pasado durante el primer semestre, este año ya se han confirmado 6.

25.7% ha sido la disminución del número de decesos violentos en los cinco condados de la Gran Manzana.

98 quejas por robos han sido llevadas a la comisaría 77, en los seis primeros meses de 2019, el año pasado 85, lo cual se traduce en un aumento del 15% de este delito.

23% ha sido la disminución de reportes de robos en toda la ciudad de Nueva York este año.

10.4% ha sido el descenso de reportes de asaltos a mano armada en la comisaría 77, mientras que en Nueva York ha existido una disminución de 1.9%.

40% ha sido la disminución en el número de asesinatos en Brownville y Ocean Hill, en el norte de Brooklyn, constituyéndose la comisaría 73 como la única en donde no se ha reportado el alza de esta actividad criminal.

100% se ha disparado el número de homicidios en Bedford y Herbert Von King Park en 2019, si se constrasta con el 2018, de acuerdo con las cifras oficiales de la comisaría 79.

100 pandillas ha intervenido NYPD en los últimos 2 años en los cinco condados de Nueva York.